sábado, 31 de diciembre de 2005

Se nos va...

Chao, maldnacido!
2005 fue un año como muchos otros. La diferencia es que ahora tengo un iPod Video con 30 GB y ya le he cargado 2000 y tantas canciones. Sí, soy la última chup'á del mate porque tengo una canción de los Beatles CON los Rolling Stones en my ediPod.
--------------------------------------------------------------------------------
Además de eso nada más parece interesante, lo que demuestra lo aburrida que es mi vida. El martes tengo entrevista en Canal 13 y no sé mucho a lo que voy. Voy a conversar con alguien sobre lo que me gusta hacer y ahí verán si me dan algo. Es inevitable pensar en "Se Arrienda" en momentos como éste. No hay que venderse, hay que "arrendarse" con utilidades baratas y agua caliente. En todo caso me gustaría trabajar en el área creativa, tal vez en el bloque infantil. Tengo un guión digno de DiscoveryKids que tengo que puro saber vender.
--------------------------------------------------------------------------------
Fuera de eso todo va como siempre. La Eca y Pablo volvieron de E.E.U.U. con el niño más bello del mundo, con un cocoliso exquisito sobre su cabeza. Su primer mohicano. He pasado la mayoría de esta semana en casa de mi mamá porque la extrañe mucho cuando se fue a USA y además quiero pasar tiempo con mi hermana. Son importantes los hermanos, pero más aún las hermanas porque les encanta ir a comprar ropa mientras que una lo único que quiere es comprarse zapatillas y discos. Eso es tolerancia, niños.
--------------------------------------------------------------------------------
El Lunes tomo ramos, así que ATENTA, ISA!!! Este semestre toca corto en cine. Y como es salado tiene que salir MUY bien.
--------------------------------------------------------------------------------
Esta noche celebramos Año Nuevo. ¿Soy la única que se siente incómoda cuando comienza la cuenta regresiva? Como que tienes que sonreír y sostener la copa y miras alrededor pensando a quién le vas a dar el abrazo y es como "eh..." Cuando chica me escondía para la cuenta regresiva porque la odiaba, me incomodaba demasiado. Me gustaba llegar 2 segundos después cuando ya se estaban abrazando y ya no había que gritar "Feliz Año Nuevo" como si fuera lo más espectacular del mundo. ¡Pasa todos los años! Hasta el día de hoy no entiendo por qué tanto alboroto. Es media noche. Todas las noches es media noche. Estos humanos...
--------------------------------------------------------------------------------
En comentarios musicales (o en este caso "Seudo-musicales"), el marido de Britney sacó un sencillo de rap hace un par de meses. Son 52 segundos de tortura pero aquí está. Es muy útil para torturar rehenes. Claro, algunos dirán que lo critico sólo por ser Kevin Federline. Y la respuesta es sí. Pero algo sé yo de música, y esto es basura. Y como el hombre no sabe decir "Paparazzi" dice "Pavarotti." Botón derecho, guardar como, y oídos a sangrar. En serio, POR FAVOR, bajen esta idiotez.
--------------------------------------------------------------------------------
Un programa al que me he hecho adicta en estas noches de no-carretes es "The Soup" (Jueves a las 12:30 en E!). Es demasiado bueno y el host tiene unos chistes bastante graciosos. Es básicamente un Video Loco que muestra lo mejor (peor) de la semana en la TV gringa. Y hay unos videos que me hacen reflexionar porque doy gracias de no vivir en una cultura donde Whitney Houston, la diva de muchos, crack-whore de todos, grita esto. Pero es tan gracioso que lo escucho una y otra vez. Hasta bajé el video. Sí, lo sé... No tengo vida, y aparentemente los gringos tampoco.
--------------------------------------------------------------------------------
Y no hablo de nada porque no tengo mucho que decir. Saludos a mis primas Ángela, Isidora, Pilar, y como me da pena, a la Elisa. Y a mi tío JAC y a todos mis familiares que por alguna razón siguen leyendo este maldito blog.
--------------------------------------------------------------------------------
Canción de hoy: Rolling Stones - Brown Sugar
Polera de hoy:

viernes, 23 de diciembre de 2005

¿Pongámonos políticos?

UN PIQUERO
--------------------------------------------------------------------------------
Con este post meto las manos al fuego. Pero como siempre, no puedo evitar ser honesta con respecto a mis opiniones.
--------------------------------------------------------------------------------
Abróchense los cinturones.
--------------------------------------------------------------------------------
El último par de semanas el acontecer político ha estado más caliente que vereda de Santiago. Dimes y diretes, él dijo, ella dijo, no a esto, sí a lo otro mientras nos cumplan las condiciones, etc, etc...
--------------------------------------------------------------------------------
Mucho se ha hablado en contra del odio, pero cuando Michelle aparece con chapita de “No virar a la derecha” no predica precisamente el amor. Claro, es una opinión política, así como apedrear a los simpatizantes de Piñera en Iquique y dejar los principios de la democracia de lado. Esto no fue culpa de Michelle, sino más bien de sus simpatizantes. La democracia es la libertad de elegir. Si yo soy de derecha y voté por Clemente Pérez, de la DC, es porque ejercí mi derecho. Eso es democracia.
--------------------------------------------------------------------------------
Y si al alcalde de Iquique se le ocurre apoyar a Piñera lo más democrático (y educado) es callar. Y si no podemos callar, respetemos. Y si no podemos respetar, entonces envíe una carta a La Estrella de Iquique y quéjese como la gente, mire que las piedras no son solución desde que David mató a Goliat. Bueno, Goliat era el “malo”, y en la política no hay malos claros, sólo bandos indefinidos y acusaciones sin evidencia.
--------------------------------------------------------------------------------
A mí me cae bien la Michelle. Es simpática. Tiene risa contagiosa y parece no tomarse demasiado en serio, lo que es un oasis entre la batalla de egos que existe en el acontecer político. Todos quieren ser uno de los Luises y creen que la Moneda es Versalles. La Michelle portó frescura a esta tropa de ególatras que tratan de mantener su pega y pavimentar su futuro camino a la presidencia. ¿Cómo olvidar su carcajada cuando se trataba de subir a un convertible en la parada militar?
--------------------------------------------------------------------------------
Buena onda la Michelle. Al menos así era hasta que subestimó a todo Chile y dijo “Ni todo el dinero del mundo podrá cambiar la elección del pueblo.” En primer lugar, eso es acusar de posible venta política a todos los que votaron y creyeron en ella. “Tiembla la derecha” fue otro de sus dichos. Al parecer la que tiembla es ella, porque se mandó unos comentarios que después negó, contradijo y volvió a afirmar sin tener ninguna evidencia.
--------------------------------------------------------------------------------
La política no es limpia, no importa de qué bando seas.
--------------------------------------------------------------------------------
Pero insinuar que el pueblo se puede vender es una ofensa. ¿Y qué si Piñera tiene plata? El Seba estornuda y aparecen los billetes. ¿Por qué? Porque tiene talento para los negocios. ¿No es eso lo que necesita Chile para surgir? Digan lo que digan la plata importa, y mucho. Puede ser buena o mala, te puede mejorar la imagen o empeorarla. Y personificar a Piñera como un millonario para ganar los votos más humildes puede ser un arma de doble filo.
--------------------------------------------------------------------------------
¿No sería genial que volviera el trueque?
--------------------------------------------------------------------------------
Gracias a Dios nunca he pasado hambre ni me han faltado ropa y techo. Eso porque mis papás se lo han trabajado todo y todo lo que tienen lo han LOGRADO a punta de esfuerzo, como la mayoría de los chilenos.
--------------------------------------------------------------------------------
La Carmen, quien ha trabajado en mi casa por 25 años, también se ha sacado la mugre trabajando. Se despierta todos los días a las 6:00 AM y viaja de Curacaví a Vitacura para ganarse el pan. Y la casa de la Carmen es espectacular. De a poquito la ha arreglado y la ha transformado en un hogar. ¿Cuánta gente conocemos que hace el mismo esfuerzo para salir adelante? El otro día hablábamos de esto y me comentaba que cuando quería pedir ayuda con los dividendos el banco veía su casa y se lo negaba. En cambio se lo daban al tipo que vivía en una casucha y se gastaba toda la plata en copete.
--------------------------------------------------------------------------------
La Carmen me decía que la gente pobre espera que le regalen todo sin hacer nada. Obviamente hablaba de una porción y no de un total, pero qué cierto es eso. Seamos francos: hay chilenos trabajadores, otros mediocre, otros flojos, y otros muy flojos. Éstos últimos también reciben plata del estado. Plata mal cuidada, mal invertida, que se gasta en un televisor de 22” o en un equipo de música monstruosamente grande.
--------------------------------------------------------------------------------
En este país se premia la pobreza, no el esfuerzo.
--------------------------------------------------------------------------------
Una vez más, este no es el caso para todos. Pero de que existe el problema, existe.
--------------------------------------------------------------------------------
Otro problema es la educación.
--------------------------------------------------------------------------------
EDUCANDO A PERICO
Diciembre es un mes importante, no sólo para los Católicos y los adictos al Viejo Pascuero, sino también para todos los egresados de IVº Medio. Es el mes de la P.S.U., puntajes, postulaciones, crisis vocacionales y ofertas de universidades privadas. En fin, es el mes en donde se aclara un poco la película y debemos tomar decisiones y aceptar algunas decepciones.
--------------------------------------------------------------------------------
Siempre he creído que la educación es una de las bases de la sociedad, justo después de la familia. Pero cuando la educación no tiene rostro cuesta un poco confiar en el sistema educativo chileno.
--------------------------------------------------------------------------------
Tan pronto fue anunciada la segunda vuelta en las presidenciales el señor Sergio Bitar dejó su puesto como ministro de Educación y partió a escribirle discursos a Michelle Bachellet. Por un lado es bueno, ya que a la Michelle se le fue la lengua y la imagen de mujer simpática, carismática y bonachona que tenía de ella se cayó y necesitaba que alguien la ayudara. Por otro lado no es tan bueno porque nadie representa a la educación en un mes tan importante.
--------------------------------------------------------------------------------
Seguramente dejaron a alguien a cargo del ministerio, pero cuando los rostros se esfuman a nadie le importa mucho el cuerpo.
--------------------------------------------------------------------------------
Dudo que los estudiantes se estén preguntando dónde está Bitar en momentos como éste. Bueno, Checho, quizás nunca tuviste demasiada presencia como para que te echáramos de menos. Y que no me vengan con lo de la ayuda financiera para estudiantes, porque muchos saben que eso no fue de mucha ayuda.
--------------------------------------------------------------------------------
Hace un tiempo el Presidente Lagos prometió crear becas estatales para estudiantes de institutos profesionales. Y si no eran becas alguna ayuda financiera. Personalmente, no necesito becas para estudiar, pero hay muchos que sí y llegado el fin de semestre deben enfrentar el hecho de no poder pagar la matrícula para el próximo período, viéndose obligados a congelar o a pedir ayuda a terceros. Nadie dijo que la educación y la vida son fáciles (y baratas), pero el estado debería hacer algo con respecto a la cantidad de jóvenes que ni siquiera pueden terminar el colegio porque deben trabajar.
--------------------------------------------------------------------------------
El gobierno dice que están trabajando en medidas para solucionar este grave problema. Creo que van a seguir cuando al señor Bitar se le acaben los discursos por escribir y vuelva a su puesto.
--------------------------------------------------------------------------------
Tómese todo su tiempo.
--------------------------------------------------------------------------------
Canción de hoy: Flake Music – Deluca

Polera de la semana:

viernes, 16 de diciembre de 2005

You ain't heard nothing yet!!!!

WARNING: MASSIVE DOWNLOAD, MY FELLOW CHILENSIS MUSIC AMANTES BANDIDOS!!!!!!!!!!!!!!!

Se viene la síntesis del 2005. Antes, unos comentarios musicales y vitales. Música para vivirrrrrrrr. Por esta vez sólo pondré artistas internacionales, que me perdonen los fantásticos Bunkers y Los Tres. Y para variar este PC no me deja formatear bien el texto, así que recurriré a las bellas rayitas.
-------------------------------------------------------------------------------
Simon & Garfunkel
-------------------------------------------------------------------------------
Mi papá adora a Paul Simon. Yo también, en especial cuando estaba con Art Garfunkel. Y, como dice mi padre, "Paul Simon es el artista ahí." Pero bueno, este dúo la lleva. Canciones notables: A heart in New York, Feelin' Groovy, Emily, I am a rock, y la clásica Mrs. Robinson. ¿Cómo olvidar mi última semana de colegio, Noviembre de 2003, bajando por Santa Teresita y con toda la ciudad y su smog esperándome? Y yo con mi discman, escuchando "The only living boy in New York" (seguramente la escucharon en garden state) y pensando en lo que me deparaba el futuro. En salir de la famosa "burbuja", de enfrentar un nuevo ambiente y a una nueva manada de seres. Chao a la Dehesa, a hacerme pasar por mamás de amigas para que otras compañeras pudieran ir a reventarse a la playa dejando a sus padres "tranquilos" y adiós a escuchar seudo-Hip-Hop en los recreos. Y mientras pensaba en cómo me iba presentar ante mis futuros compañeros de "insti", Paul Simon mágicamente cantó "Hey, let your honesty shine, shine, shine..." Y yo sonreí más tranquila. Quizás no tan segura, pero esperanzada.
-------------------------------------------------------------------------------
Belle & Sebastian
-------------------------------------------------------------------------------
Conocí esta banda gracias a un chico con el que salí. Durante el cortejo me regaló "If you're feeling sinister" y "Tigermilk" de la gran banda escocesa. Una de mis canciones favoritas es "Chickfactor", "Sleep the clock around" y "Fiction", de la banda sonora de Storytelling. Belle & Sebastian no es para escucharlos todos los días. Es más bien cíclica. Justo para cuando te sientes siniestro y necesitas leche de tigre. Es barata en el Unimarc. "Seymour Stein", "The state that I am in", "If you find yourself wrapped up in books", "She's losing it" y otras me han acompañado durante este año. Y "Burning Flies" me ha subido el ánimo bastantes veces. Tengo más de 100 canciones, de todos sus discos, a veces me cansan y otras no puedo dejar de repetirlas una y otra vez. Mucha onda, lolo.
-------------------------------------------------------------------------------
The Shins
-------------------------------------------------------------------------------
No sé si les pasa, pero creo que todos tenemos nuestra banda especial, ese secreto mejor guardado y que no queremos compartir con nadie porque nos sentimos geniales por ser de los pocos de este lado del hemisferio que puede decir "Yo conozco a The Shins y te puedo cantar Girl Infrom Me al revés y al derecho." Y uno se siente reina del pasaje. Hasta que llega una película que pone dos de sus canciones en su banda sonora y The Shins son la nueva sensación del rock independiente de Alburquerque y el resto de USA. Lo cierto es que existen desde 1997. Pero en este caso da lo mismo que el secreto esté afuera, porque esta banda es tan espectacular que MÁS LES VALE QUE LES GUSTE. Mientras más Shins, menos Britney. Así de simple. Y ahora que muchos saben de esta banda les recomiendo que les siga gustando. Tienen unos temazos como "The past and pending", "Pink bullets", "We will become silhouetes", "Know your onion!", "Fighting in a sack" y tantas otras!!!! Son de los pocos que usan palabras "intelectuales" en sus canciones, como "Since then it's been a book you read in reverse/So you understand less as the pages turn/Or a movie so crass/And awkardly cast/That even I could be the star. " Notables. Forever.
-------------------------------------------------------------------------------
Damien Rice
-------------------------------------------------------------------------------
And so it is... Este Irlandés tuvo su gran año gracias a "Closer." Recuerdo haber visto CNN en Diciembre de 2003, y nombraban los músicos que lo lograrían en grande el 2004 y el futuro. Damien estaba entre ellos, junto al gran Ed Harcourt. Y bien matea yo los anoté en el notebook de mi vieja para conseguir los CDs tan pronto como fuera posible. La versión en vivo de "Face" viene con yapa porque Damien interpreta parte de "Kiss", a lo Prince, con voz aguda y todo. Una de las canciones más honestas es "I remember", porque parte muy tranquilita y luego fuerte con guitarreos y gemidos desgarradores bañados en despecho y orgullo. No sé por qué la canción "Volcano" me da la impresión de escena de sexo culpable, de esa vez que no pudiste resistir y caíste en las garras. El cello o violín o lo que sea grita "caíste". Hay algunos temas que no me gustan mucho, tal vez por su honestidad o bipolaridad. Parten tiernos y terminan violentos, o al revés. Quizás eso es la ternura.
-------------------------------------------------------------------------------
Ben Lee
-------------------------------------------------------------------------------
Con Ben Lee siento que tengo juguete nuevo. Lo descubrí este año gracias a la grandiosa serie "Grey's Anatomy" y la canción "Catch my disease", muy ad-hoc para serie de doctores. Pero "Cigarettes will kill you", "My guitar" y "Love song" no se quedan atrás. Ben Lee es ultra pop para ser rock. Pero sus temas están bien producidos y aunque sean siniestros y melancólicos se las arregla para subirte el ánimo y aplaudir y saltar como esas gringas blondas en finales de películas sobre la secundaria en Laguna Beach y otras partes de California. I wish I could say that everyone was wrong/It must feel good to stand above me while I make you so proud of me en "Cigarettes will kill you" suena púber y "quiero mudarme al sótano para tener mi espacio", pero igual te llega. El pop que provoca es bueno. Ben Lee es de los pocos que lo logran.
-------------------------------------------------------------------------------
Gary Jules
-------------------------------------------------------------------------------
Odio el country con todo mi ser. Pero Gary Jules lo interpreta de manera sutil. "Bluefish", "Broken Window", "Unlucky" y "St. Christopher's Lullaby" son la esperanza del folk estadounidense porque se ajustan al rock y pop actual, como ese que le interesa a la Popa Sofrígida Sófilis Sofística Chofa Chorofila Chofi Love. Yo. Algunas letras y compases hacen alusión al gran Bob Dylan, sólo que con voz de verdad. Sin ofender a Bob, todos saben que no es conocido por su voz melodiosa. Gary Jules tiene buena voz y se acompaña de pianos y más y más guitarras hasta llegar al paraíso de las cuerdas. Sus letras tienen mucho de realidad y la cantidad justa de ese ingrediente que distingue a los músicos de los no-músicos. Si nosotros no hacemos música es por algo, claro que hay gente que no lo entiende y que sigue sacando discos como si se fuera a acabar el mundo *cof*Britney*cof*. Gary Jules le achuntó en la ventana vocacional.
-------------------------------------------------------------------------------
-------------------------------------------------------------------------------
Otros que aún investigo, descubro y disfruto son Ivy, The Dissociatives y Postal service. Y los demás sobre los que tenía pensado escribir y no lo hice por flojera son Ray Lamontagne, Guster y Howie Day. Pero que no se preocupen. Estarán en mi nuevo I-Pod (eso espero).
-------------------------------------------------------------------------------
Canción de la semana: ¿No les basta con todas las que di ahora?
-------------------------------------------------------------------------------
Polera de la semana: Dedicada a quien salvó a todo un grupo en el examen del martes y que peló el cable y jugoseó por horas conmigo la tarde del jueves mientras esperábamos el examen de comunicación. Gracias, Shaniqua! Mucho love! White balance on your tummy!

sábado, 10 de diciembre de 2005

Amore...

Fuck this post

Como mi vida apesta tanto ultimamente he decidido hablar sobre mi pasión: el cine. He aquí los más del cine.

Escena más escalofriante.

Película: "El Gran Dictador."

Descripción Escena: Chaplin interpreta una caricatura del insoportable y afortunadamente suicida Hitler. En su despacho comienza a jugar con un globo del mundo. Y lo manipula, y baila con él, y con tanta gracia lo hace flotar.

Esta escena es simple, se ve graciosa, pero es lo más espeluznante que he visto. Lo genial de Chaplin es que hace comedia negra que parece comedia ligera. Pero la verdad es que grafica toda la macabrería de Hitler con un globo. Por esto, Chaplin es un GENIO.


Escena para llorar como niña:

Película: "Mi Primer Beso."

Descripción: Thomas J. ha muerto y el servicio se lleva a cabo en casa de Vada. Durante el velorio Vada se acerca al ataúd donde yace su mejor amigo y comienza a hablarle. "¿Quieres subir a un árbol, Thomas? No tiene sus anteojos, no puede ver sin sus anteojos..."

Buaaaaa y más buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Qué horrible perder a tu mejor amigo a los 11 años, más aún si murió por su alergia a las abejas. Qué horrible no aceptar su muerte. Pobre angelito.


Mejor beso tiernamente incómodo.

Película: "Life as a House."

Descripción: Sam, un adolescente incómodo y demasiado púber y gótico, está en la ducha con su vecina/amiga/interés romántico, Alyssa. Como todo púber, Sam intenta hacerse un "favor" pero la niña en la ducha lo pone nervioso. Ella se ofrece para ayudar y se besan. Lo mejor es cuando ella se inclina para besarlo y el como que mueve la cabeza de lado a lado tratando de estar cómodo hasta que finalmente le da el beso.

Esta escena funciona porque Sam se mantiene en personaje. Sigue siendo tímido pero atrevido, interesado pero desinteresado, contradictorio y adorable. Además, es un guapo. Punto.


Mejor "te cacharon".

Película: "Election."

Descripción: Jim McAlister es descubierto. Hizo trampa en la elección estudiantil y el director, Tracy Flick (una notable Reese Witherspoon), Mamá Flick, un alumno, el conserje y otros miembros del consejo escolar miran a Jim con la evidencia a sus pies. Hay un primer plano de cada uno y finalmente de Jim.

Esta escena la lleva porque lo dijo todo sin palabras. Y como dato freak, les digo que Alexander Payne (director) no quería editar la escena como salió, pero el editor le compró la escena por $75 para que le permitiera editarla a su manera. El resultado: brillante.


Mejor escena "deprimidos unidos."

Película: "Mejor Imposible."


Descripción: Marvin y Simon se sientan en el depto. del artista gay y comparten sus sentimientos depresivos. Frase notable: "Y ya no tienes fuerza para quejarte."

"Me alegra que hayamos tenido esta conversación."

Más adelante habrán más escenas. Vean todas estas películas porque son espectaculares.

Canción de la semana: Ivy - Worry about you

Polera de la semana:

miércoles, 23 de noviembre de 2005

Reflexiones de casi fin de año

Fantasía
A la gente siempre le gusta cuando cuento historias de mi papá. Sobre sus mañas, manías, las cosas que me dice, las cosas que hace, que pide (como que le muevan el auto cuando viaja. Tiene un auto del 2005, automático y con purificador de aire y el cree que si se queda estacionado por una semana le va a pasar algo), y la manera que tiene de decir las cosas. Aquí hay otra historia.

Mi papá estaba en el coro del colegio y el profesor de canto le ofreció hacer carrera como cantante, pero mi papá dijo que no. Entonces el profesor se lo ofreció a otro alumno que nosotros conocemos como Pollo. Sí, José Alfredo Fuentes. Mi papá podría haber tenido calcetineras, y muchas más que el Pollo porque mi papá es más mino que él.

Y ahora mi papá está en Egipto con mi hermano Pelao. La verdad es que no me arrepiento de haber renunciado al viaje. Bueno, en verdad sí, pero creo que más adelante me lo agradeceré y veré que fue importante ser responsable.

Semana de La Rueda en el Duoc. Ayer vimos una película muy buena llamada “Old Boys”. Es Coreana y la van a estrenar en Enero. Vayan a verla, es genial.

La Poli estuvo de cumpleaños el lunes. Cumplió 20. Lo gracioso es que con la Poli tenemos exactamente 9 meses de diferencia, lo que significa que sus padres salieron a celebrar cuando yo nací. Y para celebrar el cumple de la Poli aquí va la foto PIANTE de la semana.


Mi mamá se va a USA el Jueves, hoy se gradúa la Feña, salgo de clases oficialmente el 17 de Diciembre y tengo una seudo-pega para el verano. Nada mal. Y en una de esas mi vieja me trae un I-POD de su viaje, lo que sería topísimo porque me encanta la música y estoy chata de gastar plata en pilas para el Discman.

En el amor nada nuevo. Hay días que me resigno a la soledad y otros en los que me veo esperanzada por un breve intercambio de palabras con alguien del sexo opuesto. Pero nada serio. La solución es cambiar de ambiente. No es que yo sea demasiado buena, es que no hay compatibilidad.

Con la Consuelo (mi partner del RedBus) siempre hablamos de esto. No sé por qué pero me cuenta sus dramas sentimentales esperando consejos. Y se los doy, pero le cuesta ponerlos en práctica. Como a todos, yo creo. ¿Por qué será que pedimos consejos que creemos nos harán bien y luego los ignoramos? Creo que tenemos miedo a hacer lo correcto. Entre seguir un consejo y tener a alguien creo que la mayoría prefiere la segunda.

En el Duoc hay días en los que estoy feliz y otros en los que pareciera rogar que me echen. Todos nos queremos cambiar de carrera en algún punto de la misma, pero cuando lo sientes desde el primer semestre y sigues por un cartón en una seudo-carrera creo que la cosa es más grave. Y sigo en el Duoc, en mi carrera pirata, pasando el tiempo sin dar el 100%. Cumpliendo.

Lo que yo quiero no se estudia acá. Lo que yo quiero es difícil. Quiero hacer cine en EEUU y quizás después trabajar en Chile. Y si me ofrecen estudiar otra cosa no sé qué haría. ¿En qué me ven ustedes? Y no digan periodismo. NO.

De talla le digo a mi papá que empiece a ahorrar para mandarme a estudiar a Nueva York el próximo año. Y aunque fuera verdad no sé si serviría de mucho. En este mundo no llegas a ningún lado sin pitutos, lo que es una mierda porque son muchos los que se esfuerzan y se quedan bajo las rocas.

Claro, hay excepciones, pero ¿cuántas Oprahs podemos contar?

Canción de la semana: The shins – When you land. Y de yapa Gary Jules – St. Christopher’s Lullaby

Consejo de la semana: VEAN PRISON BREAK!!!

Polera de la semana:

jueves, 10 de noviembre de 2005

No otro tonto sueño adolescente


NOTA: EL PC DEL DUOC NO ME DEJA FORMATEAR BIEN EL TEXTO. PERDÓN!!


Dream, dream, dream...
Anoche tuve un sueño digno de película de John Hughes, ese que hizo "Sixteen Candles" (la de la que todos olvidan el cumpleaños de la protagonista que anda babosa por Jake, el chico popular), "Pretty in Pink" (misma actriz, igual de babosa) y "The Breakfast Club" (com la misma actriz también).
Set:
Duoc UC, Sede San Carlos de Apoquindo.
Protagonistas:
Chofi, Lili, Hombre Anónimo.
Backstory:
Chofi pololea con un tipo llamado Pancho (Hombre Anónimo), otro estudiante del Duoc y bastante guapo (lo que prueba que era un sueño. En el Duoc no hay hombres guapos).
Hechos:
Lili y Chofi conversan en las afueras del CPA. Llega un estudiante corriendo.
Estudiante: ¡Chofi, el Pancho te puso el gorro!
Chofi (a lo Manolo cabeza de huevo): ¡¿QUÉ?!
Estudiante: ¡El Pancho te puso el gorro!
Lili: Ah, no, anda a sacarle la cresta. ¿Vamos a sacarle la cresta? Yo lo afirmo. Sácale la cresta, pégale, pégale en las bolas.
(Lili sigue hanlando por largos minutos sobre lo mismo)
(Finalmente) Chofi: Ya.
Set:
Casino.
Pancho flirtea abiertamente con una CUALQUIERA DE PUERTO. Entran Chofi y Lili seguidas de una manda de estudiantes sedientos de acción y mujeres agresivas. Chofi llega a Pancho y lo voltea.
Chofi: ¿Me pusiste el gorro?
Pancho: No. Sí. No. Tu no trajiste las notas.
(Recordemos: era un sueño)
Chofi: ¡Te voy a pegar!
Lili: ¡Sí, pégale!
Y le pego. Y le pego, y le pego, y le pego. Le pego mientras todos miran y me hacen barra. Le pego en la ingle y se escucha un sufrido "UUHH!!" de todos los hombres presentes.
Chofi: ¡Vete, vete!
Y sonó el despertador.
Lección: Llevar las notas la próxima vez.
Creo que el sueño nace de haber bajado el guión de "The Breakfast Club". Es una tragicomedia adolescente sobre 5 estudiantes que se quedan a castigo y empiezan a cachar que tienen los mismo problemas a pesar de pertenecer a distintos grupos. En un momento se preguntan: "Ahora que me conoces, ¿Me saludarías en los pasillos?" y una dice que no, porque qué van a pensar las amigas, y todos esos complejos de gringo o ochentero y actual.
Cuando yo hablaba con las "pernas" o "pernos" del curso lo hacía deliberadamente frente a los "populares". Me encanta hablar con los "rechazados" y pasárselo por la cara a todos los que los rechazan. Eso es poder. Tampoco lo hacía a propósito por molestar o para hacerme la chora. Era más bien una manera de hacer que los "bacanes" (también amigos míos) se cuestionaran su propia intolerancia. Y, obviamente, meses después llega el inevitable "oh, esa persona es la raja".
Y uno se siente especial. No porque ellos sintieron culpa ni porque sabes que les carga haberse equivocado, sino porque tú fuiste capaz de ver lo maravillosa que era esa persona.
Chofi, la madre Teresa del mundo social.
Mejor serie nueva: "Prison Break". Si no la han visto VÉANLA!!!! En FOX, Lunes a las 21:00 y repetición los Sábados a las 19:00. Está brillantemente escrita, las locaciones están bien hechas, la historia es fuerte, el protagonista es un HUACHITO, tiene buena música, buenos actores, cada detalle está desarrollado a la perfección sin verse pretencioso, y el drama y la tensión tejen una hora de estar pegados al sillón esperando a ver qué pasa. Te sorprende a cada minuto, lo que creías que es no lo es como tu pensabas pero no es engañosa, es decir, la serie perfecta.
Mejor serie hueca: "Laguna Beach". Laguna Beach tiene el efecto Britney Spears/Paris Hilton: o te sientes idiota por verla o te sientes demasiado inteligente al ver la idiotez de los personajes. Obviamente, la dan por MTV. Ojo con la idiotez y "huecura" de las mujeres. Y los hombres no se quedan atrás. Stephen se cree el regalo de Dios para las mujeres y las chicas se hacen la manicura juntas mientras se sacan en cara cosas aún más triviales. Para ir a Newport y reírse en la cara de los personajes. Así de graciosa es.
Confesión: Mi sueño es que me entreviste Giuliana DePandi, la que da las """"""""noticias"""""""" en E! Es graciosa, buena onda y tomó las riendas de un noticiario sin contenido haciéndolo entretenido y siendo una fan más al entrevistar a los famosos. Cada vez que ve a George Clooney le pide matrimonio, mientras que la mayoría de las mujeres le dicen "F*** Me!!!!" A Giuliana le gusta el rock, particularmente Poison. Y si alguna vez me entrevista le voy a cantar "Every rose has its thorns".
Ah, y en una nota personal: no pongo a Longueira por hacerle campaña, lo pongo porque me cuida la casa. ¿Pueden dejar todo prejuicio de lado y verle el humor a la situación? Siempre he sentido que quienes se creen más liberales son más intolerantes. Y paren con lo de que ve gente muerta. ¿Nunca han soñado con un ser querido que ya murió? Y no me toquen a Jaime. GRRR!!!!
Canción de hoy: The Kinks: Animal Farm.
Polera de hoy:

domingo, 6 de noviembre de 2005

Para leer sentado.

Hombres...

Lo peor que le puede pasar a un hombre es que lo olvides. Típica historia: te gusta un tipo, babeas por él como idiota, el se pone a pololear, lo olvidas y al muy perla le baja todo el amor por ti cuando cacha que una no está ni ahí con él. Sí, chicos. Estoy metida en un triángulo amoroso. Y no, no es el ex SS, este es ‘an old flame’ o una llama antigua como los papiros en la incinerada biblioteca de Alejandría.

El perla, a quien llamaremos A-BOLAS, me llamó hace unas semanas para que conversáramos. Ok, nada como ver a los viejos amigos. Yo esperaba escuchar sobre su carrera o su novia (que es bien simpática) y A-BOLAS me sale con el típico discurso de “esque ahora me doy cuenta de lo bacán que erí”. En primer lugar no soy bacán, soy una Diosa del amor tardío. Y el seguía y seguía y yo le paré el carro y le pregunté por qué seguía pololeando. Y ahí vino la típica actitud masculina de no querer terminar sin pan ni pedazo.

Obviamente, lo mandé a la mierda.

¿Es ego, es verdadero amor, es confusión? ¿Realmente puedo confiar en A-BOLAS? ¿Vale la pena un tipo así?

Lo único que sé es que me siento muy poderosa, y cuando una persona relativamente alta se siente poderosa la sensación de poder se exacerba porque miras a casi todos para abajo. GIMME DA POWER!

Creo que este tema no merece más barullo. Es sólo otro ejemplo de mis desfases amorosos.

Mi papá está de viaje. Anda por Nueva Zelanda y Singapur jugando golf y haciendo cosas científicas. Cada vez que se pega un viaje al otro hemisferio nos pide que le movamos el auto un poquito por miedo a que le pase algo al motor. Mi papá tiene un auto nuevo y todavía cree que los motores se echan a perder si no los encienden por mucho tiempo. Pura maña. Y como lo quiero tanto le moví el auto y pasé a saludar a mi amigo de cartón Pablo Longueira para que no se sintiera solo. Pasa tanto tiempo con mi papá que el otro día entré al escritorio y noté que estaban vestidos iguales.

Fuimos a comprar ropa para la Feña y para variar salí con más bolsas que ella. Me compré una polera de esas que hacen que te veas como escultura por la buena facha que hacen. No me gustan los malls porque me pongo hueca. Para reírme de eso con la Feña comenzamos a llamarnos ‘Nikki’ y ‘Paris’. Decíamos “That’s hot” y “I fucked a stranger” todo el rato. Galla…

Llegó una revista de ex alumnas VMA a mi casa. Me dio mucha risa.

Canción de hoy:

Stereolab: Le boob oscillator.

Canciones para el espejo:

The Ronettes: “My boyfriend’s back”, The Temptations: “Ain’t too proud to beg” y “Sugar pie, Honey bunch”.

Nota: ¿No sería mucho más entretenido ir a misa si tuviéramos coros Gospel?

Una polera para la galucha. Llame ya. El precio es tan increíble que no lo podemos decir por blog.

lunes, 31 de octubre de 2005

No es por ser...

Las cartas sobre la mesa.

Desde chica que los adultos me miran con otros ojos. No, no son ojos pérfidos o malintencionados. Son ojos sabios que parecían predecir mi futuro en cada parpadeo. Siempre pude hablar con adultos. Me encantaba conversar con mis tías y tíos, siempre los tuteé. Podía seguir el hilo de las conversaciones. Detrás de mis anteojos de 8 centímetros de grosor podía entender cada gesto, cada mirada.


Con mis profesores siempre me llevé bien, lo que muchas veces se entendió como que yo era una patera de nacimiento. Pero la verdad es que no. Yo también conversaba en clases, empecé revoluciones, tiré papel confort mojado al techo del baño, rayé bancos, me quedé a castigo y almorcé en la sala. Mi relación con los profesores estaba fuera de la sala.

De chica las profesoras iban a tomar té a mi casa porque eran amigas de mi mamá. Y yo ahí metida al medio de las conversaciones, opinando y preguntando. Y de más grande no tenía mayor problema en entrar a las oficinas y conversar con las profes. Muchas veces la directora me llamaba para discutir algo y terminábamos hablando de poesía, música, proyectos para el colegio y mi futuro. Bien loco y hippie.

Los adultos siempre se mostraron interesados por mi futura profesión. Siempre me preguntaban qué me gustaba. La mayoría esperaba que fuera escritora, otros juraban de guata que iba a ser actriz (ríete, Lili) mientras que otros creían que me iba a meter en la política. Todos coincidían en que iba a ser un líder de algún tipo.

Siempre tenían algo que decir sobre mí. “Es genial esta niñita”, “esta niñita va a llegar lejos”, “impresionante la creatividad/imaginación de la Sofía”, “qué madura”, “qué inteligente”, “qué exquisita”, “es especial”, y tantas otras cosas.

Y con el tiempo una se la cree. Por algo te lo dicen, ¿no? A veces no sé si planeo en función a lo que otros piensan o a lo que yo espero de mí. Esto sólo se me ocurrió hace poco cuando comencé a investigar de dónde venía mi ego sobrehumano. Y a esto llegué. Y obviamente venía la…

CRISIS EXISTENCIAL VERSIÓN 4.3.

El otro día fui a mi colegio y conversé largo rato con mi profesora de filosofía, la Miss Lore. Estaba presente otra profesora nueva que no conocía y la miss Lore le comentaba: “Con esta niñita era siempre el mismo problema: podía hacer lo que quisiera pero le daba miedo. Tenía la idea pero le aterraba ponerla en el papel.”

Y yo muda. “Le faltaba concretar”, seguía la miss Lore. “Tenía todo el potencial y no hacía las cosas. Nos daba mucha rabia…” Y luego la temida pregunta: “¿Todavía le pasa lo mismo?”.

“No tanto como antes” fue mi débil respuesta. Y esa es la verdad. Antes me hubiera dado terror siquiera empezar un guión. Ahora llevo unos 20. No todos están terminados, pero al menos los empecé. Pero me da miedo filmarlos. Me aterroriza la idea de llevar algo mío a la pantalla. Me da miedo mostrar de lo que soy capaz.

El tío Phil en “El Hombre Araña” dijo: “con gran poder viene gran responsabilidad” o algo por el estilo. Y es cierto. No es que me salgan telarañas de las muñecas (aunque tengo algunas por ahí) ni que me trepe por paredes, pero todos tenemos algo que nos hace especiales. Incluso si no tenemos nada somos especiales porque no tenemos nada que nos distinga del resto.

Mi interés no es sobresalir ni liderar la nueva generación, mucho menos ser líder político o cambiar el mundo (aunque sería lindo). Lo único que quiero es descubrir lo que me llena y me hace feliz. Ya sé lo que es. Sólo que me cuesta ponerlo en el papel.

Hace un tiempo vino a comer la mejor amiga de mi difunta tía Paula y me dijo “La Paula me decía: ‘a esa niñita le va a ir regio’”. Y me bajó una pena horrible. Pena, angustia, desesperación. Mi tía Paula era ídola. Todos la adorábamos, con mi prima Cecilia soñábamos con ser tan ‘bacanes’ como ella cuando viejas. Y la Paula esperaba grandes cosas de mí. ¿Es posible temerle a decepcionar a alguien que está muerto? Claro que sí. Es el número 3 en la lista de grandes temores de la humanidad.

Da miedo que te tengan fe. Da miedo escribir este post y quedar como la sobrada, pero la verdad es que no me importa si eso es lo que piensan. Lo que me importa es compartir un miedo que abunda en nuestra sociedad y juventud:

CONCRETAR.

Da miedo hacer las cosas, aún más hacer las cosas bien. Da miedo la mediocridad y salir de ella. Da miedo enfrentar los hechos. Da miedo despertar en la mañana y decir: “Ya, esto es lo que debo hacer hoy y lo voy a hacer la raja”.

Últimamente quiero llorar. Está todo silencioso, hay gritos, hay voces, hay televisores prendidos, Björk suena por los parlantes, entra y sale gente de la pieza, hay risas, la gente es feliz, la gente VIVE a tu alrededor. Cada minuto que pasa es uno que no lograste aprovechar y que no podrás recuperar.

Y sólo quiero llorar.

Canción de hoy: The Delays – Long time coming.

Polera de hoy:

jueves, 27 de octubre de 2005

Top – top – top

3 personajes femeninos en una serie de comedia.

Samantha Jones:

Confieso ser una Charlotte por excelencia, pero todas queremos ser Samantha por razones obvias: es regia, desprendida, tiene estilo y lo pasa regio. Sam es el alter ego de todas las mujeres sobre 40 años y el modelo a seguir de nuestra generación. Una mujer con carácter que no necesita a los hombres más que para lo obvio y que cuando finalmente decide sentar cabeza (o cerrar las piernas... para el público) enamora a un guapísimo joven de 26 años: Smith Jerrod. El último guapo sensible en Nueva York y el mundo. Claro, algunos pueden considerar que Samantha es fría (en su corazón) pero en el fondo a todos nos gustaría tener esa honestidad brutal que la caracteriza y ese egoísmo disfrazado de vanidad. Su frivolidad cae simpática al igual que sus comentarios despreocupados sobre el sexo y el amor. Sam es de las pocas mujeres que al decir “no quiero hijos ni marido ni amor” lo hace sonar creíble. Es buena amiga, se viste bien, tiene el ‘manso cuero’ y es mucho más popular que la atribulada Carrie.

Long live Samantha.


Elaine Benes:

GET OUT! Esa frase es clásica y pertenece a la única mujer del elenco de Seinfeld. Para todos ustedes que por alguna razón cósmica de vida o muerte NO ven Seinfeld, en los primeros episodios la serie no causó mucho revuelo y pronto se dieron cuenta que necesitaban un personaje femenino. Enter Elaine. Con Elaine descubrimos un nuevo lado de las mujeres, era completamente distinta a los otros personajes que otras mujeres interpretaban en otras series. Elaine es graciosa, inteligente, tiene un trabajo extraño, desecha a los hombres que la aburren o aterran y le gusta sacarle el peluquín a George. Clásico el episodio en el que Elaine graba su voz en una presentación de Jerry y todos terminan enamorados de ella; o el del mundo bizarro cuando empuja a ‘Bizarro Jerry’ y todos la creen una bárbara. Elaine demostró que puedes ser amiga de tu ex. Aun cuando éste es Jerry Seinfeld.


Phoebe Buffay:

‘Smelly cat, smelly cat, what are they feeding you?’ A ratos pareciera que Lisa Kudrow hace el mismo papel en todos los proyectos en los que ha participado. Pero no importa porque tiene un estilo inigualable. En ‘Friends’ era lejos el personaje más gracioso y más colorido. Cada cosa que hacía o decía me dejaba en el suelo dando vueltas. Inolvidable el episodio en el que intenta seducir a Chandler para desenmascarar su romance con Monica y le hace un baile extrañísimo como de ritual de apareamiento del oso hormiguero africano. Con su guitarra y sus canciones inútiles (“those are the 66 colors of my bedroom”) dejó una marca en la televisión. Desde el piloto se destaca del resto y es la que da la actuación más sólida, lo que le otorgó un Emmy por mejor actriz en una comedia. Años después todo el elenco de ‘Friends’ presentó un premio y uno de ellos dijo “... none of us has won an Emmy” y con su tono desentendido que tanto adoramos Lisa Kudrow dijo “I have.” NOTABLE.

Ah, y de paso comento (para que vean que soy responsable): renuncié al viaje a Egipto por terminar el semestre en el Duoc y dar todos los malditos exámenes. Oh, qué entretenido ser responsable... (#$%&/!!!!”#%&$!) Pero como dice Humphrey Bogart al final de Casablanca: “Siempre tendremos París.” Ergo, hay París el 2007. O quizás antes.

La canción de la semana es de Ed Hardcourt: Apple of my eye.

La polera de la semana representa un sentimiento y pensamiento popular.

sábado, 22 de octubre de 2005

Film Plan

ATENCIÓN MANTELES

El trauma de ‘Closer’ se transformó en obsesión por Clive Owen. Su personaje es el hombre real.

Hechos:

Un profe de confianza me dijo que postulara a Fondart.

Una productora Canadiense y un director Británico me dijeron que reescribiera el guión con un escritor más experimentado y reconocido.

Plan de acción:

- Escribir película original, graciosa e inspiradora.
- Postular a Fondart.
- Inscribirla en festivales internacionales.
- Tratar de meterla a Sundance.
- Ir al festival, revolucionar el ambiente, conocer a Robert Redford, que me entreviste Giuliana de E! News Live y cantar ‘every rose has its thorns’ de Poison con ella y caerle bien a la prensa de chismes.
- Llevar varios borradores de ‘Brunetting’ y tirarlo por ahí.
- Lograr que lo lean, lo compren, lo filmo, lo actúo, produzco la banda sonora y vamos al estreno.
- Tirar el del pianista y ganarme el respeto de los grandes.
- Soy feliz.

Ya. El guión original, gracioso e inspirador ya lo empecé, o al menos tengo la idea. Se van a reír cuando sepan de qué trata, pero eso vendrá después en las promos cuando Copano me entreviste en exclusiva en la Casa del Obispo, también conocida como la casa de mi padre (si es que aún vivo ahí. Los planes de mudanza siguen. No!!!)

NQV pasa a segundo plano porque no es tan buena como para primera película. Es más un ensayo de la adolescente traumada que una Ópera Prima. Prefiero hacerla más adelante cuando tenga más recursos que ahora.

La nueva película tiene un título largo, pero prometo algo: retratará a todos los manteles y a todos esos nuevos jóvenes que quieren salvar el mundo. Sólo que a éste le resulta, al menos por un tiempo.

ES LA PELÍCULA DEL MANTELISMO

No más estereotipos de jóvenes piteros.

No más muchachas bailando Mekano.

No más sexo en el paradero.

No más fantasías de salvar el mundo.


Las zapatillas han llegado.

Canción de hoy: Queen - Bohemian Rhapsody.
Nueva sección en Un País Para Sofía. Con cada entrada subiré la foto de una polera.
Polera de hoy:

miércoles, 19 de octubre de 2005

Closer to insanity

RELATIVOrelativoRELATIVOrelativo
RELATIVOrelativoRELATIVOrelativo
RELATIVOrelativoRELATIVOrelativo
Mi blog es un pandemonio. Primas, madre, hermanos y tantos más lo leen. Llantos, risas, vergüenza ajena. Eso es Un País para Sofía.

El domingo fue un día cultural. Con la Xaneka Jani Vergara fuimos a Dalí y Warhol en una tarde. Dalí estaba lleno, Warhol estaba a 10 minutos de cerrar así que la hicimos corta. Nos comimos una pizza psicótica en un café y planeamos lo que será nuestro proyecto de radio. FM Xana: donde las chanas tienen voz.


Finalmente vi ‘Closer’ gracias a Roberto TV que me la prestó. Ya había leído el guión en Internet y necesitaba verla para ver a Clive Owen haciendo de cavernícola obseso. Harto buena la película, qué quieren que les diga. Lo que más me gustó fue obviamente el brillante guión y las actuaciones. ‘Closer’ es una oda a la honestidad porque todos en la película mienten. Y se hacen daño, y meten el dedo en la llaga y se contradicen. Dan tiene una frase notable: “Probemos con mentir. Es el dinero universal” y rato después dice que es adicto a la verdad.

No sé si Julia Roberts era la adecuada para el rol de Anna. Y Jude Law es demasiado guapo para aparecer en la pantalla grande porque nos obliga a darnos cuenta que sea quien sea el hombre con el que estemos jamás será tan bello como él. Clive Owen se roba todas las escenas. Notable la escena con Natalie Portman en el club de topless. Lo malo de 'Closer' es que te caga la psiquis. Nunca volverás a confiar en alguien.

Pero bueno, vamos a lo nuestro:

Era Martes, después de TV. Esperaba el RedBus en la esquina con plena intención de llegar a trabajar en el guión de NQV cuando la Lili, la Pauli, la Vania y los colados de Aldo y el Lucho se me acercan y me invitan a una ‘aventura etílica’ en el bosque.

Juguemos en el bosque mientras que el lobo no está.

Historia larga corta: muchos abrazos, mucho ‘necesito un hombre’ y mucho Chofi Love. Patético pero muy gracioso.

Soy una delincuente.

El viernes fui al cumpleaños de mi ex, Juano The Great, y me topé con mi prima Pilar. Exigió saludos así que aquí van:

Hola, prima Pilar.

También fueron la Poli y la Ale. Tuvimos otra sesión de convencimiento que no creo haya tenido muchos resultados con la Poli, al menos no los que esperábamos. A veces necesitamos que nos digan las cosas, otras nos hartamos de que se metan en nuestra vida y olvidamos que lo hacen por nuestro bien.

¿Quién tiene la última palabra? ¿Quién tiene la razón? ¿Quién pone el punto final? Y no se aplica sólo a los retos ni a las llamadas de atención. Tiene que ver con otras cosas que nos hacen cuestionar nuestras capacidades.

“Tienes talento.”

Si te lo dice una amiga sonríes, dices gracias, y le preguntas por qué te creen talentosa. Pero, las amigas son las amigas, así que no te convences mucho a pesar de estar infinitamente agradecida por la fe.

Si te lo dice tu mamá o tu papá y ves el orgullo en sus ojos te sientes satisfecha: lograste lo que querías. Pero son ojos de padres. Todo lo verán bello.

Si te lo dice un profesor que no ves desde el colegio sientes que dejaste una marca. Pero no te han visto desde hace dos años, por lo que te invade una sensación de inseguridad que te ahoga. ¿Seguiré siendo talentosa? ¿Habré mejorado, empeorado? ¿Y si lo que ellos veían como talento no es más que una ilusión creada por un buen ensayo que escribiste y jamás podrás repetir?

Si te lo dice un profesor del ‘insti’ le crees. Un poco, pero le crees porque los profesores representan cierta ‘autoridad’.

Si te lo dice una productora Canadiense que ha leído cientos de guiones sientes que vas por buen camino.

Aún así nadie te puede decir con autoridad “eres talentosa”.

TODO ES RELATIVO

Por eso me veo inmersa en fantasías alimentadas por seres queridos que juran de guata que te ganarás un Oscar® con sólo mostrar tu cara; sólo para despertarte en un chorro de fría inseguridad que te dice: ni lo sueñes. Esto es todo o que tendrás: fantasías, discursos que nunca dirás, historias que nunca realizarás, sueños vacíos y sin ningún fundamento porque eres una pendeja patética, mimada, extremadamente inocente y sin ninguna posibilidad de independizarte. Y si lo haces será porque te vendiste y terminaste haciendo guiones de programas sociales, no porque sean malos o buenos (es relativo), sino porque es absolutamente opuesto a lo que esperabas de tu vida.

Tu penthouse soñado en Nueva York jamás será tuyo.

Tu película no existe.

Tu ego es plástico y fundado en espejismos de alabanzas.

Y cuando finalmente te recuperas de esos flagelos auto-infringidos te sirves un vaso de Coca Light, prendes un cigarro y te echas a reír. Ríes porque te das cuenta que tú misma te saboteas y te impides avanzar. ¿Por qué?

Porque estoy cagada de miedo.

Canción de hoy: Jane’s Addiction – ‘Jane Says.’

viernes, 14 de octubre de 2005

In & Out.

Algo tiene que ceder.

Día a día nos enfrentamos a decisiones que ponen en jaque a nuestro mundo interno contra el externo. ¿Voy por lo que yo creo o por lo que los demás creen? ¿Me mantengo auténtica a quien soy o me adapto? ¿Dónde está el consenso?

Hay reglas establecidas: frenar en la luz roja, comer con la boca cerrada, no meterse con el novio/a del hermano/a. Pero hay otras para las cuales no existe código o manual de Carreño. Son estas la que inician el conflicto: hasta dónde puedo existir.

Ejemplo:

Lo admito: no soy muy femenina. No me pinto (a no ser que tenga cita), no me importa si los demás creen que con tal polera me veo mal, no me preocupo de andar arreglada todo el tiempo. Claro, todas hemos despertado una mañana con la meta de vernos ultra minas sólo porque sí, pero eso no sucede siempre. No me gustan los tacos altos. Para los matrimonios me los pongo para la foto y después me pongo zapatillas (que, por cierto, combinan con el vestido). No me gusta cuando me obligan a comprar ropa. Prefiero ir sola y elegir lo que yo quiera. No compro ropa pensando que está de moda, la compro porque me gusta.

Soy vanidosa para algunas cosas o cuando quiero y el escote lo llevo porque es gracioso. ¿Existirá algo más entretenido que ver cómo un hombre intenta mirarte a los ojos mientras le hablas? Ustedes saben de lo que hablo, chicas. Todas lo hemos hecho o al menos pensado. No lo piensen más: háganlo. Es diversión gratis y un hombre rojo.

Otra cosa es mi personalidad. El ex de una de mis hermanas me dijo que asustaba a los hombres y que por eso ‘no me sacaban a bailar’. Esa era la situación en colegio de mujeres. Pero ahora que comparto con hombres todos los días me doy cuenta que el ‘susto’ se aplica para todo. No es que llegue al Duoc y se arme el 7º infierno de Dante con hombres heridos, camillas y bengalas. Pero una cacha que te quieren para algunas cosas y para otras no.

Las opiniones difieren y hay varias teorías creadas por mis conocidos y todas tienen el mismo resultado: no guy for Chofi yet. Ni siquiera necesito teorías, yo sé cuál es el problema y no tengo que ser estudiada como conejilla de Indias para saberlo. Como dice la Lili, también conocida como Gurú o Sofía En Unos años Más, debo aprender a ceder. Y a las dos nos pasa lo mismo, y nos cuesta ceder.

Es que el tema de mantenerse auténtico es un arma de doble filo. Es bueno para ti y no tan bueno con el resto. Todos queremos que nos quieran tal como somos, pero lamentablemente eso no pasa. Al final las relaciones son negociaciones de carácter. Y yo tengo un carácter que te la encargo...

Además está todo eso de mi mundo interno con el externo, como dice el Gurú. Para muchos el mundo o país que nos inventamos es mil veces más entretenido que el mundo real, ese donde la gente no da la pasada en los pasos de cebra y nos mentimos a diario.

En mi cabeza lo paso la raja. No es para menos, porque tengo una gran cabeza, tan grande que preocupó a mi madre cuando yo era guagua y mi frente parecía un muro y requirió consulta con el médico. Viendo algunas fotos me doy cuenta que hasta tenía cachitos, como las cabritas cuando les cauterizan los cachos para que no les crezcan y les quedan unas pelotitas. Bueno, así era mi cabezota. Diagnóstico: “No se preocupe señora, ya le va a crecer el cuerpo.” Lo que toda madre o padre quiere escuchar.

Y me creció el resto del cuerpo. Lo que me interesa ahora es ver si puede crecer mi capacidad de negociar. No voy a cambiar, porque como dice mi mamá: “La gente no cambia. Se pone peor” y en otros casos, mejor. Sé que tengo que empezar a salir más, salir de mi cabeza, convivir con el resto, darle prioridad a las relaciones humanas y dejar el País de Sofía por un rato. Si me cuesta tanto es porque estoy obsesionada con el tiempo, lo que es estúpido, ya que soy joven y tiempo es lo que me sobra.

Y el tiempo se aplica para todo. Típico que uno dice “es que lo iba a hacer, pero siempre que trataba pasaba algo” y bla, bla, bla. A ver: somos jóvenes, si no tenemos tiempo, nos hacemos el tiempo. No cuesta nada organizarse un poco. Creo que mi mayor problema es la impaciencia para algunas cosas. Para otras tengo toda la tolerancia del mundo. Me da lo mismo hacer filas, me da lo mismo la luz roja extra larga, me da lo mismo que el cajero se demore mucho. Lo que me saca de las casillas es cuando se pierde el respeto hacia otra persona, cuando no me resulta algo que deseaba más que a nada, cuando no puedo esperar para hacer algo.

Eso es lo que tengo que cambiar. Si no puedo esperar a escribir algo pero tengo que hacer algo con alguien entonces escribir tendrá que esperar. Las personas primero. Hay que cambiar las prioridades, porque si las cosas no resultan como uno quería lo que queda es tu gente. Tu familia, tus amigos, tus mentores, tu media naranja. Tampoco se trata de cambiar PARA el resto.

La idea es cambiar POR el resto. Pero pucha que cuesta...

Hay una canción de Gary Jules que tiene una frase notable:

“Hey, Rock & Roll, did you really have to sell your soul or were you just playing the fool? That shame is mine, you know I’ve done it, too”

Al final todos nos vendemos o arrendamos para agradar a las masas. Y no nos gusta porque no queremos dejar de ser nosotros. Pero no queda otra, porque de eso se trata la vida: ceder. Tenemos que ser más generosos con el resto y dejar de lado nuestros intereses, no sólo para salvar el mundo, pero para salvarnos a nosotros. Creo que si todos dejáramos nuestros egos y deseos desenfrenados de ser auténticos podríamos ser mejores personas.

El Agrado en “Todo Sobre Mi Madre” dice una frase notable:

“Nosotros somos felices cuando nos parecemos a lo que soñamos de nosotros mismos.”

Mi sueño personal es verme rodeada de gente que me quiere porque, como todos, le tengo un terror horrible a estar sola, y sola voy a terminar sin más compañía que 30 guiones en el computador si no aprendo a ceder. Tampoco se trata de abandonarnos. Se trata de dar.

Otro sueño recurrente es el del Príncipe William. No sé por qué pero estoy convencida de que nos vamos a enamorar. Y ni siquiera lo encuentro mino, prefiero al hijo de la Carolina de Mónaco: Andrea. Wacho. Pero la cosa es con William. O Harry. Como sea, me voy a casar con Hayden Christensen, o al menos me lo voy a agarrar. Y eso que me cargan los rubios.

Canción de hoy: Everly Brothers: All I have to do is dream.
Gary Jules: Bluefish.
PD: A mi hermana Dolly en Texas: Mándame un jardinero como el de "Desperate Housewives" para que me cuide la hortensia, preferiblemente de tulipán prominente e intervenido genéticamente.

lunes, 3 de octubre de 2005

A-ten-ciónnnnnnnn

PROYECTO N.Q.V.

NQV es el largometraje que filmaré en el verano, seguramente en Enero. No que pretenderé filmar, o que tenga ganas de filmar. Esta vez va en serio. Esta semana voy a inscribir el guión y empiezo el libro de producción. Mi cumpleaños es el 21 de Marzo. Cumplo 21. Mi idea es tener mi primer largometraje bajo el brazo antes de eso.

A toda máquina, cabros.

Voy a proponer el proyecto al Duoc para que me presten los equipos. Si todo resulta como lo planeo inscribiremos el filme en algún festivalcillo por ahí así que prepárense los vecinillos y los no tanto porque en una de esas llegará a sus salas de cine.

Necesito equipo técnico, así que atención Duoquianos sin corazón porque necesito:

-Sonidista.
-Iluminador.
-Asistente de Producción.
-Maquillista.
-Un amante barato con complejo de esclavo de directoras cabezonas de manotas monstruosas y cara pomulosa.
-Extras.

Corran la voz y no sean tímidos, muchachos. Apenas esté aprobado el proyecto comienza el casting, así que ya les daré los datos. Somos muchos los que no tenemos vida social y nos quedamos en Santiago en Enero. Ser aniti-social ayuda a mantener el País de Sofía en pie.

Una ex compañera de colegio dijo que mi blog es entretenido de leer. Cuando está volada, claro. No es por fomentar el consumo de marihuana, pero me alegro por ella. Entre sus adicciones ahora está El País de Sofía. Bravo por ella. ¿Seré tan fome que sólo con neuronas alteradas tengo gracia? Eso lo dirán ustedes.

Debo abordar algo que me molesta mucho. Más que un simple ‘algo’ es una palabra:

URBANO

¿Han cachado que siempre ponen la palabra ‘urbano’ para rellenar títulos? A “Amores Urbanos” tuvieron que ponerle así porque ‘Santiago City’ ya estaba ocupado, por lo que se entiende. En realidad no, pero filo. “Sueños Urbanos” se llama así y no “Urbe Soñadora” porque la palabra urbe se parece demasiado a ubre, y no queremos imaginarnos a un montón de vacas soñando con una nubecita sobre los cachos, ya que pasaría a ser un capítulo de mis amados ‘Cariñositos’. No señor. Hoy ya nada es citadino. Todo es urbano. Veo a una chica vestida de vómito de mezcladora de cemento y dice que es un look ‘urbano’. ¿Qué es ser urbano? ¿Vestirse herméticamente? ¿Ser mala onda con las viejitas que quieren el asiento en el Red Bus?

El metro es súper urbano. Esperas en la estación, miras alrededor y todas las personas hacen como que están pensando algo ultra interesante cuando en realidad sólo quieren parecer ocupadas. Cuando espero el metro veo las pantallas y canto el video de turno, que, lamentablemente, casi siempre es de Soraya o Sin Bandera.

¿Soy la única que encuentra que los cantantes de Sin Bandera son unos quejicas? Cantan como si estuvieran llorando porque les atropellaron el hamster. Esos alaridos y voz acongojada que me ponen los nervios de punta... Los pelos no porque se me paran con otras cosas. Como en el solo de guitarra de ‘Quien Fuera’ de Silvio Rodríguez. Silvio la lleva. Alejandro Filio también.

Otro que la lleva es Juan Luis Guerra. ¿A quién no le ha subido la bilirrubina? En realidad no sé qué cresta es la bilirrubina. ¿Es una enzima, una proteína, algo científico que sólo la Ale Goity entendería? No lo sé, pero pucha que me sube cuando escucho esa canción. Lo que me lleva a mi gran anuncio: detengan la búsqueda para la canción más romántica de la historia, y está en habla hispana. No hay mensajes escondidos ni subliminales. No hay un doble discurso. Esto es puro arrastramiento hacia el objeto del deseo, y es del gran Juan Luis Guerra.

TESTIMONIO.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡BELLA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

La descubrí gracias a Canal 13 Cable. Sí, ese canal sirve para algo. Repetían la presentación de Guerra en el festival de Viña el 94 Antes de Cristo y ahí entre ‘Burbujas de Amor’ y otra sobre un tal Bobby en un hospital sin materiales apareció Testimonio. Es la única canción que utiliza las palabras ‘pastillas para dormir’ de manera romántica. El resto de los que han intentado hacerlo terminan tentándonos al suicidio.

Con esta siguiente idea arriesgo dos meses en el siquiátrico: creo que se nos ocurren más maneras de suicidarnos que de vivir. Podemos pensar formas muy originales de hacerlo, las cuales no compartiré por razones obvias, pero me parece curioso que busquemos más fórmulas para terminar la vida que para empezarla. Creo que hay un suicida en todos nosotros. O tal vez soy yo. O en el artista, quizás. Éjale, soy artisssshhhta…

Y por lo mismo mi propósito es tener mi primer proyecto cinematográfico listo para los 21 años de esta cachetona gritona.

La canción de hoy es, obviamente, “Testimonio” de Juan Luis Guerra.

sábado, 1 de octubre de 2005

Family Values

Hip, Dermi!

Como habrán notado tengo una obsesión con la familia, pero aún no he hecho cita pal siquiatra para ver si me ayudaba pues ya no tengo amigos por sólo hablar de mi familia. Pero soy más obsesa por mi hermanita chica linda preciosa hermosa maravillosa.

La Feña es nada que ver a mí. Como dijo Tom Cruise mediante un sobreactuado Jerry Maguire: “Tu me completas”. Eww. Pero la Feña es más que el complemento de este ángulo agudo conocido como Sofía Vicuña. La Feña tiene mucho de lo que yo quiero llegar a ser cuando madure completamente (si es que eso llegara a pasar). Pero es raro, porque la Feña tiene cosas que me cargan así como yo tengo cosas que ella no aguanta. Me encanta abrazarla y darle besos pero ella me empuja porque es más fría. Eso viene de toda la vida y con la misma, pero hemos tenido muchas etapas que nos han hecho crecer como hermanas.


Cuando chicas andábamos juntas de arriba para abajo. Nos mandaban a acostar y hacíamos bailes extraños saltando en la cama. Nos copiábamos las cosas. A mí me gustaba el amarillo y a ella también. Y cuando tuve mi primer elástico de saltar (esos rosado fuerte con amarillo forsforecente) nos paseábamos por toda la casa haciendo trencito con jingle y todo. Súper.

Después fuimos creciendo, las cosas en mi casa cambiaban, yo cambiaba y la Feña silenciosamente observaba todo desde su puesto. Me llegó la pubertad y me puse insoportable con todos menos con ella. Después le llegó la pubertad a ella y dejó de hablar. Luego a las dos se nos pasó un poco la pubertad pero ella seguía sin hablarme mucho y yo como lapa al lado de ella tratando de sacarle tres sílabas.

Cuando cumplí 16 decidí ir a vivir a la casa de mi papá. Lo único que me hacía dudar era dejar a la Feña. Es raro cuando los hermanos viven separados. Por mucho que uno de los padres se quede solo creo que es mejor que los hermanos se queden juntos porque son los únicos que pueden simpatizar entre ellos. Pero bueno, filo. Con el cambio de casa tuvimos más espacio y nos podíamos ver en el colegio todos los días.

Cuarto medio fue un año agridulce. Feliz de salir del colegio, pero eso significaba no ver a la Feña todos los días. Al final las cosas mejoraron porque ahora conversamos mucho más. El cambio no lo vi hasta que fuimos a buenos aires el 2003 y en el lobby del hotel la Feña me confesó que fumaba (cigarros, por supuesto). Ahí caché que confiaba más en mí. Y empezó la parte entretenida: hablar de chicos. Jujuju… Hombres. En ese aspecto somos bien parecidas. Nos gustan distintas cosas en los hombres y tenemos distintas preferencias, pero aún así nos entendemos muy bien. Ella opina sobre mi vida (no) amorosa y yo sobre la de ella. La Feña pololea, así que fuera, bellacos.

También me pide ayuda con sus trabajos. La Feña es científica y yo humanista, así que nos brindamos ayuda en lo que a la otra le cuesta. Y me encanta que me pida ayuda porque eso es lo que los hermanos deben hacer.

No sé por qué, pero siempre he sentido que tengo que proteger a la Feña. Siempre hablo maravillas de ella porque es mi mayor orgullo a pesar de que no he intervenido de manera significativa en su vida. Es que es la raja tener hermana chica y que ella sea tu sol. Eso quiere decir que tienes la capacidad de admirar a gente común y corriente que ves todos los días pero que para ti son extraordinarios.


Y somos increíblemente distintas. Ella rubia, yo morena; ella ordenada, yo un despelote. Ella carretera, yo más piola (a no ser que sea el cumpleaños de la Lili); ella más reservada, yo toda para afuera; ella más arregladita, yo más despreocupada. Lo único que tenemos en común es que somos increíblemente estupendas e inhumanamente inteligentes, algo muy de los Vicuña Undurraga. somos gente linda con contenido. Y mi papá nos mira y dice “es que son tan distintas pero se quieren tanto… No hay nada mejor para un papá que ver que sus hijas se lleven bien”.

Otra cosa rara es que siempre salimos en el mismo lado de la foto. Hmm…

El jueves mi papá dijo que mi blog era muy ‘Freudiano’, pero hasta donde yo sé no les estoy recetando cocaína. Y si les recetara algo sería mucha coca (Light) y grandes dosis de CHOFI LOOOOOOOOOOOOOVE. Quizás mi viejo se refería a lo mucho que escribo sobre la psicología (eh… claro…). Todos sabemos que Freíd estaba obsesionado con lo que escondía el pantalón. A no ser que seas esquizofrénico y te pongas los pantalones por los brazos. En todo caso no estoy obsesionada con eso. No voy a negar que me produce curiosidad, pero hay más cosas en la vida que la frutera y la magnolia. Y las lolas.

Tengo que comentar algo, mejor dicho, confesar: me gustó Ricardo Arjona. Hasta “Sin Daños a Terceros”, porque después se funó mucho. Cómo pudo pasar de esto:

“Es usted la amalgama perfecta entre experiencia y juventud” y “Póngale vida a los años”

A esto:

“Es como querer arrancarle una pestaña a algo que nunca tuvo ojos”

No sé ustedes, pero a mí me huele a falta inspiración. O mente agotada, lo que sea. La pregunta es: ¿cuándo una persona se da cuenta que perdió su toque? ¿Me pasará a mí algún día? ¿Será este post el que me hunda en el imperio de los blogs?

Les agradecería a todos los que leen que me dejaran comments. No porque me interese su opinión, sino porque soy una egocéntrica y necesito saber qué piensan de mí para sentirme leída.

Ah, y el verano va mi película. Necesito ACTORES jóvenes para hacer de alumnos de un colegio cuico, así que me llegan bien peinaditos los rucios de mierda. Y a mis ex compañeras de colegio les voy a pedir sus uniformes para salir a carretear. Necesito las faldas y camisas blancas. Más información en lo posts por venir.

Canción de hoy: Snow Patrol: "Making Enemies". Y escuchen la música que les recomiendo porque tengo un gusto espectacular.

domingo, 25 de septiembre de 2005

So long, baby...

Advertencia: post semi largo.

Es increíble lo engañosas que son las canciones. Tomemos por ejemplo “more than words”, el clásico lento guitarreado de The Extreme. Suena bonita, todos se la saben (o creen sabérsela) pero son pocos los que se detienen a escuchar la letra. Básicamente el tipo le pide a una chica que cierre la maldita boca y que lo manosee. Con los ojos cerrados, más aún.

“Don” de Miranda! es romántica. Si escuchan la letra, le cambian el beat y la voz de Mario Bros. del vocalista tendrán una canción muy bella sobre un tipo que cree haber encontrado una chica con el don para curarlo de su estado de... ¿estado de qué? ¿De indecisión? ¿Del simple hecho de ser persona y no estar satisfecho?¿Estado mental? ¿Ustedes creen que a un hombre le gustaría que lo sacaran de su pieza con 20 enfermeras a su disposición, como se ve en el video?

“Con mis idas y vueltas/te cansé con mi cámara lenta/y aunque trato nunca puedo/apurar mi decisión.”

Qué lindo sería que te cantaran: “una mañana te veré llegar y descubriré que yo solo ya no estoy mejor. Y te pediré que me acompañes.”

Aún mejor sería que te dijeran: “yo quisiera tenerte y tratarte de modo decente.” Porque hoy en día bajan la ventana del auto, se asoman y te gritan “tanto cuero y yo sin chaqueta” y otras cosas que prefiero no poner acá porque mi familia lee mi blog (y sólo la Eca deja comments...) Sólo diré que las otras insinuaciones implican nuevas maneras, bastante originales, debo decir, de referirse a ciertas partes del cuerpo.

Le voy a pedir a alguno de mis compas que me inventen una versión unplugged cebolla de este ‘temazo’ de Miranda! Lo chori del Duoc es que tengo varios amigos músicos. El Pipa es baterista, el Killer y el Igo son bajistas, el Hueso, el Lucho y otros tantos más son guitarristas SECOS. Y Hans... Hans se viste de negro y fuma. Y yo me las doy de rockstar. ¿Existirá algo mejor que ser una estrella de rock? Imagínense cantando en el estadio Wembley frente a miles de personas que tratan de ser como tú porque no tienen identidad propia. Ah, la música…

Hay muchos que consideran “Casablanca” la película más romántica de la historia y que el final la lleva. A ver: ¡termina con dos tipos caminando en la niebla! ¡Bogart no se queda con la chica! Lo único que le dice es “Siempre tendremos París”. Se escribieron 10 posibles finales para Casablanca y escogieron ese. Llámenme lo que quieran, a mí me gustan los finales felices. Bueno, en este caso Ingrid Bergman se escapa de los nazis y eso es un final feliz aquí y en Marruecos, pero esperaba un final REALMENTE feliz. Quizás fue para mejor que no terminara con beso calugueado porque las malas lenguas dicen que Bogart tenía un tufo asqueroso.

Los finales ‘Casablanca’ y ‘Lo que el tiempo se llevó’ pasan a la historia y gustan porque no nos dan lo que esperábamos. Y los hombres nos gustan y pasan a la historia. Mejor dicho, pasan al olvido, al ático romántico de nuestras psiquis después de cierto tiempo de convalecencia emocional. Hace mucho que no lloro por un hombre. Ahora al ex SS parece gustarle una chica y no se me movió el piso como yo pensaba hace meses. Es más, espero que le resulte si realmente le gusta la Lola.

Así es mejor. ¿Me imaginan llorando en el entretecho por el SS? Difícil, tomando en cuenta que no conocen mi entretecho, y los que sí, están felices de que haya pasado esta suerte de tercera guerra mundial. El Mantel se queja de que escribo mucho sobre el SS y la Feña (mi hermanita bella preciosa maravillosa) desde un teléfono en París me exige desesperadamente que no lo mencione en mi blog. ¿Y por qué no? El SS y yo somos estudiantes de comunicaciones que no se pueden comunicar sinceramente entre ellos y mi blog me parece un recurso aceptable, lo que es una MUY mala señal. Y aunque ya no exista interés romántico me entretengo escribiendo sobre las réplicas. Son etapas: negación, frustración, pena, ira, despecho y mucha risa.

El otro día pasó algo muy gracioso. Justo cuando el Ca-ca-caballero Amoroso de la Orden de Chofi y yo comenzábamos a conversar sobre el *****TEMA***** llegan los amigotes a interrumpir, comiendo hot dogs con salchichas de 3 días en ese pan que se pega en el paladar y se instalan sin intención de irse. ARGH! Aunque debo admitir que estaba bastante nerviosa durante la conversación y me hice la tonta. No sé quién estaba más nervioso, él o yo. La verdad es que yo estaba nerviosa y él estaba nervioso e incómodo. O quizás, para variar, es pura paranoia mía y no estaba tan incómodo o tan nervioso o ninguna de las dos o ambas juntas y estaba a punto de vomitar. Quién sabe con estos hombres... Son más difíciles que las mujeres. Y yo sé de mujeres difíciles porque me encuentro con una en cada espejo. Esto de ir al baño en grupo...


A las mujeres (al menos a mí) me pasa que cuando le gusto a alguien y él no a mí me complico. Me siento culpable, impotente, angustiada y temerosa a infringirle daño a esa otra persona. ¿Qué pasará con los hombres? Si un tipo tiene una chica como imbécil soñando con él (y siendo interrumpida por su madre) debería sentirse el hoyo del queque. Ciertas mujeres de mi calaña somos muy selectivas a la hora de elegir al susodicho de turno. Bueno, hay excepciones, pero como no vivimos en el mundo Technicolor en 35 mm renunciamos a las fantasías de amores instantáneos y nos dedicamos a vitrinear en el pasillo del otro equipo. Si yo fuera hombre y tuviera a una de estas féminas locas por mí estaría en el séptimo cielo y quizás qué le haría a la pobre víctima.


Pero así como existen las de mi calaña existen también hombres sensibles que también se complican al verla a una tan idiota. En mi caso la respuesta es muy simple: me gustabas, no me pescaste. Tranquilo. Como dijo Scarlett O’Hara: mañana será otro día. En realidad no sé si Scarlett es un muy buen ejemplo para mantenerme digna. Claro, es el mejor personaje femenino de la literatura (al menos a mi juicio), pero termina con dos hijos; Beau del idiota de Hamilton, Ella Lorena de Kennedy (y para peor es FEA la cabra), sin su mejor amiga, sin la hija que quería porque la muy tonta se cayó del pony, y sin el fantástico y enigmático Rhett Buttler. Para peor se da cuenta de que su amado Ashley era un soñador iluso, mediocre y patético que nunca pudo concretar nada, y que desperdició años de su vida enamorada de él mientras pudo estar jugando a la pieza oscura con Rhett. Hmm, Scarlett no es el mejor ejemplo...


Digamos mejor que no guardo rencores. Es más, cuando me acuerdo de lo que me pasó con Lancelot me viene esa risita de escolar después de haber bailado un lento con el mino más potro de la generación. Es un recuerdo bonito a pesar de la frustración, de la inseguridad (que me valió más de un reto del Mantel y de la Lili) y de la impotencia que sentí más de alguna vez y que me provocó descargos de foro púber en este blog. Algunas veces pensé en intimidarlo con amenazas del tipo “O tenemos la famosa ‘conversación’ ahora o te hablo como Colombiana todo el día” y otras más explícitas que sugirieron mis compañeros pero que una dama pulcra e inmaculada como yo no ejecutaría.

Así que me despido de SS por blog (¿existirá algo más perno?), y le digo que no se preocupe, que sigamos siendo amigos, yadda, yadda, yadda… y que nos vemos. Pero primero debo decir mi frase de picada:


Te perdiste 1.76 mts. de Chofi Love.

Qué bien se sintió eso.

Y para los que creen que soy patética por todo lo que pasó les digo que no me podría importar menos. Confieso que muchas veces me encantaría ser de esos que creen que los sentimientos son una pérdida de tiempo sólo para darme cuenta que debo agradecer más los míos. Debería sentirme afortunada. Hay algo de emoción en mi vida, quizás no del tipo que yo quisiera, pero la hay, y al final todos queremos la emoción. La cosquilla en la guata, la adrenalina, ese nerviosismo que te hace apretar la mandíbula hasta que te canten los dientes.

Para qué andamos con cosas: todos queremos ser amados incondicionalmente. Y si nos aterra tanto el compromiso es porque lo deseamos más que nada. Y si odiamos sentirnos obligados o prometidos a alguien es porque no queremos cerrar nuestras opciones. Y queremos la carta de amor, queremos la canción con dedicatoria, queremos el beso bajo la lluvia, queremos que nos esperen en la puerta de la casa cuando menos lo esperamos y nos miren con ojos llenos de esperanza, alegría y posibilidad mientras nos acercamos pensando en algo ingenioso que decir.

Queremos sentirnos libres de pertenecer a alguien que nos va a querer tanto como para mandarlo a la mierda. Así somos. O tal vez soy yo.

Y mientras la Feña y mi papito sabio se paseaban por París yo caminaba al Unimarc de Escuela Militar con pinta de turista, escuchando Nick Drake o cualquiera sea el cantante o la banda de turno. Mis amigas me dicen que tengo pinta de turista. ¿Eso quiere decir que camino encorvada, tengo bermudas beige, quemada de camionero, el pelo amarrado en una cola de caballo y un banano en la cintura? Nada de eso es cierto a excepción de caminar encorvada. Ahora camino más derecha, sobre todo cuando estoy escuchando “The way you make me feel” de Michael Jackson. Esa es una canción hecha para caminarla. Como que te impone ritmo y estilo y es inevitable mover la cabeza. Sientes que la vida es una pasarela y tú Kate Moss. Sobria. Y con más kilos. Y más cachetes.

A propósito de kilos, decidí deshacerme de algunos. El problema es que no me quieren dejar. Mi meta superficial de este verano es ser la chica de Ipanema: tall, and tan and young and lovely. Las tengo todas menos el tan.

Y mientras decanta esta humorosa situación les recomiendo una canción gringa cebolla estilo ganador de American Idol para serie del tipo Dawson’s Creek que ponen en la secuencia musical final donde se muestra a todos los personajes sentados mirando nada.

Es de Gavin DeGraw: “Belief.”

Ahora mismo la escucho para ver si a mi gigantografía de cartón de Pablo Longueira le baja la empatía.

De yapa y para que esté ad-hoc con el post recomiendo “So long” de Guster. Le recomiendo al ex SS que busque la letra y que se cague de la risa. Risa nerviosa.

Stay tuned.