lunes, 1 de agosto de 2005

Post # 40. Edición de Lujo


El Mantelismo.

El Mantelismo es una corriente intelectual inclinada a cambiar la percepción de vida de la gente, principalmente los jóvenes. Esta corriente sostiene que la juventud es un diamante en bruto con un potencial que los mismos jóvenes desconocen.

El Mantelismo cree en la fuerza de voluntad y en el espíritu emprendedor juvenil; en la fortaleza emocional y en el ‘retroceder nunca, rendirse jamás’. Los Manteles no se echan a morir por cualquier cosa. Sufren, claro, lloran, se quejan y desean tener otra vida. Esto es parte del proceso que denominamos “catarsis”. Esta etapa varía dependiendo la personalidad del Mantel, y es sólo eso: una etapa.

A la “catarsis” le sigue el ‘start from scratch’, el nuevo comienzo, el empezar de cero. Un Mantel debe reconstruirse tras una crisis para así aportar lo aprendido a su experiencia de vida y crecer como persona.

Un Mantel tiene mejores cosas que hacer que destruir sus neuronas usando drogas ilícitas. El Mantel cree que su mente es lo suficientemente valiosa y autosuficiente como para necesitar estimulación química. La cabeza es importante. También lo es el corazón.

Un Mantel valora todas las emociones porque éstas lo hacen humano. Un Mantel lidia con sus sentimientos, no los ignora. Les da lugar cuando corresponde y estas emociones viven en armonía.

Un Mantel se equivoca y luego lo reconoce. Un Mantel da el primer paso. Tiene su orgullo pero también la valentía para pedir perdón. A su vez, el Mantel perdona.

El Mantelismo promueve la solidaridad y la atención al prójimo. A pesar de estar lidiando con pensamientos, emociones y problemas, un buen Mantel tiene tiempo para escuchar a un amigo en problemas. Y si no tiene el tiempo, se lo hace.

Un Mantel nunca pierde la esperanza en encontrar el bien en las personas. Los Manteles son ingenuos y utópicos, soñadores y llenos de ilusión.

Un Mantel está conciente de sus defectos y virtudes. Sabe que no es perfecto y tampoco pretende serlo. Pero no por eso se va a entregar a la flojera y hará ningún esfuerzo por superarse.

Un Mantel valora lo que tiene. Sabe que al final lo material no es importante, pero no por eso lo descuida ni lo da por sentado.

Un Mantel emprende, ama, aprende, y goza la vida como un desquiciado. El Mantelismo busca el equilibrio y la valoración de la gente.

Esto es el Mantelismo, chicos.

La canción de hoy es de Dream Theater. "The Silent Man."

5 comentarios:

Jose dijo...

Buenas, habla la hija mantel, la creadora de este movimiento. Impulsada claramente por la...mommy mantel sin la esto del mantelismo no sería nada.
Sigan los pasos que mommy dice y serán grandes y vituosos manteles.
Por una regionalización y desprendimiento de la mente joven... VIVA EL MANTELISMO!!

Remiso dijo...

mmm... ok me siento trapo. Soy muy egoista. Aunque suena bonito todo. eso del mantelismo me suena a mentalismo jejeje. Pero bueno son cosas diferentes. Saludos.

Pablo dijo...

Me siento identificado con el movimiento!!....me gustaria saber si hay algun formulario que llenar o algun metodo de registro para ayudar a promover el movimiento......creo que son varios los interesados o identificados..saludos....

Isabel dijo...

creo en el mantelismo, a ratos claro, suena utópico, pero claro que movimiento de tamaña magnitud no lo es...
me siento parte, aunque muchas veces huyo, no sé por qué...quizás el susto al pertenecer a algo.

Agustin dijo...

Deje de ser joven de aspecto, y ahora todo es "Que se servira el señor", creen que dejare mas propina, "eso" es lo que mantengo joven, el caracter de que se jodan por creerme serio. Buen blog, veo el anglo que me interesa tambien. Talk to you later........