sábado, 8 de enero de 2005

Let me hear you flow, sisters!

Un computador con acentos. Así está mejor.

Mi guión sobre las hermanas me ha permitido reflexionar mucho sobre lo que significa tener hermanos. De hecho, eso fue lo que catapultó la historia del guión: ¿qué significa ser hermano/a? Yo debería saberlo. Soy la sexta de siete hermanos. 5 mujeres, 2 hombres. Sí, sí... pobres hombres, ya lo sé. Pero los hombres no son una vuetla en triciclo, déjenme decirles...

¿Qué es un hermano? ¿Es un tipo que viste todos los días de tu infancia y que llegada la pubertad te tira el el sostén para que te duela la espalda (y te la deje roja), que se rehusa a presentarte a sus amigos, que hace las veces de padre y te critica por cosas mínimas, sólo porque es mayor que tú? ¿Que te cuida y guarda un solemne silencio cuando te pregunta 'qué te duele' y le respondes 'los ovarios', que te va a dejar a todas partes porque recién sacó carnet de manejar y lo único que quiere es sacar el auto de la cochera? ¿Que te mira de arriba a abajo antes de un carrete y te dice 'esa polera te queda apretada/corta/mal/ese escote es ilegal/se te salen las pechugas'? La verdad es que no tengo una idea muy clara con respecto a la relaciónq ue tengo con mis hermanos hombres.

Con mis hermanas la cosa está más clara, segura y obviamente porque somos mujeres. Mi relación con mis hermanas es cíclica. Hay un par con las que me puedo llevar muy bien y con la que me puedo llevar mal. Cuando me ven triste y bajoneada me llevan a algún lugar 'entretenido', me compran un heladito o una bebida, nos fumamos un pucho y me preguntan qué me pasa. Otras veces las saco de sus casillas. Que me demoro mucho, que saco la vuelta, que no sé hacer nada bien o que no sé hacer nada y punto. Pero las dejo. Las dejo que descarguen su frustración conmigo, mal que mal, ellas se tragan mis penas como si fueran propias.

Con mi hermana chica y mi hermana mayor la cosa siempre es parcial. La mayor es mi madrina y me enseñó muchas cosas, me dio un ahijado y muchos motivos para reír. Mi hermanita es mi norte. A ella la adoro. Han habido tiempos de distancia, indiferencia y diferencias, pero hoy vamos en el reencuentro ahora que está más grande y entiende por qué hice cosas a su edad que ahora ella misma vive.

Si tantas veces nos quejamos de lo odiosos que son nuestros hermanos, ¿por qué se dice 'esta persona es como mi hermana' cuando no tiene lazo sanguíneo? Porque los hermanos/as son cercanos, porque uno sabe que está 'atorado' con ellos por el resto de la vida, y muchas veces deseamos lo mismo con otras personas que nosotros elegimos. Ese es el punto: la familia no se elige. Te toca.

La vida de hermanas es una lucha por la supervivencia. Afortunadamente, nunca me fui a los combos con ninguna (a diferencia de mis otras hermanas, que se peleaban día por medio hasta que la otra sangrara). Nunca supe muy bien cuál era mi papel. La mayor es la que cambia de opinión 1.500.000.345 veces al día. La que le sigue es la 'intensa' y 'dramática', que puede condimentar una historia simple y transformarla en una fábula épica. Luego viene la intelectual y algo impaciente que puede hacer reír al igual como puede hacer llorar. Y la menor siempre será la menor, esa que nos recuerda lo que fue nuestra niñez y pubertad, la que ahora cursa su último año escolar y que nos recuerda día a día que ya no somos esos niños que jugaban en el pasaje de Martin de Zamora, los que tenían las sesiones del 'Club de Candy' en el entretecho de la casa de Vespucio, los que se vestían con las poleras rojas de Snoopy o con los vestidos que nos hacía mi mamá.

Mi papel es el de la que opina y que aporta el dato freak; la que habla de cine, películas, guiones y TV, la que se siente la desadaptada. Pero si lo pensamos, cada uno es único y tiene su propia personalidad. Mis hermanos hombres son los molestosos, los que nos humillan en la mesa, los que se ríen de nuestros hábitos. Cada comida es como un montaje de teatro; cada uno tiene su papel, y lo desempeña a concho.

Los hermanos/as te ayudan a desarrollar esa virtud que muchas veces postergamos: la tolerancia. Tolerar al que es distinto, aguantarle sus berrinches, sus mañas y manías, sus ideas grandilocuentes y fantásticas, su afán por ser el padre, su mal genio. Tolerar la intolerancia. Hay gente que no sabe si ser hermanos significa ser amigos o estar toda tu vida relacionado con alguien que quizás no te cae muy bien, alguien con actitudes que te chocan y desagradan. Para mí, ser hermanos va más allá. Un hermano/a es una persona que si se quiere llevar bien contigo, no tiene más remedio que ser tu amigo. Puede ser tu confidente, tu cómplice, tu mecenas, tu mesías, tu As bajo la manga. Es la única relación que puedes dar por sentado porque no hay forma de deshacerse de ellos, y es obvio, tan obvio, que los sentimientos son mutuos que sólo hay que preocuparse de dar, ya que siempre sabrás que estás recibiendo algo a cambio. Quizás no lo viste en el momento, pero con el tiempo, los años y la experiencia te das cuenta de que sólo querían lo mejor para tí, aún si se equivocaron. La sangre es innegable.

Y bueno, esas son algunas de las conclusiones a las que llegué después de meses de meditación y reflexión. Me gustaría haber desarrollado mejor algunos puntos, pero no quiero alargarme mucho. Creo que lo principal ya está dicho y si se me queda algo en el canasto, otro día lo agregaré.

Mi guión sobre las hermanas es mi carta de amor para las mías. Y también para mis odiosos hermanos grandes.

viernes, 7 de enero de 2005

New Year

Asi es la cosa: estoy en un computador sin acentos y me estoy volviendo loca, asi que aguantenme la falta de tildes.

Comienza un nuevo año (la ñ la tuve que copiar y pegar), uno lleno de nuevas metas, algunas delirantes y poco convencionales, pero no por eso indignas de ser cumplidas. Aparecio una posibilidad en el mundo de los guiones. Puede que tenga un contacto en E.E.U.U. y si funciona seria total. Me asusta la posibilidad y trato de no pensar mucho en ello. Es un contacto demasiado importante, una oportunidad demasiado grande para mi mentalidad tercermundista y trato de no pensar mucho en ello. Asi que mejor vamos a las resoluciones.

En este año nuevo pretendo tener un buen rendimineto academico en el insti. Quiero trabajar bien, salir bien parada y no echarme ningun ramo. Quiero ser la promesa de mi generacion y no solo sacar buenas notas, sino tambien sobresalir. Es competitivo alla afuera, chicos. Cuesta sacarse la lata, pero con una nueva motivacion las pilas se recargan y hay bencina para seguir.

En lo que se refiere a proyectos personales, pretendo terminar mi guion de epoca a fines de este semestre. Mi otro guion esta listo, solo faltan los toques finales, pero la estructura y el tono ya estan dado. Los personajes estan definidos, los papeles distribuidos, y me enorgullece decir que he escrito una historia libre de escenas de sexo innecesaria, principalmente porque la historia es sobre dos hermanas. Pornografia incestuosa... no, thanks.

Mas adelantos en otra ocasion. Saludos desde Chofilandia.