sábado, 16 de diciembre de 2006

Nada más! (por ahora)

Ya es época de vacaciones, lolos y lolas. He finalizado uno de mis mejores semestres en Duoc; de 11 ramos pasé 10 y el que me eché fue "intencional", es decir, lo boté a la mitad. A mi ramo regalón (guión) me presenté al examen con promedio 6.2, algo que no ocurría desde....... La verdad es que nunca había ocurrido. Y ahora estoy de ociosa. Me dedicaré a hacer nada. Si me piden algo diré, "Lo siento, estoy haciendo nada."

Pero antes de nada hubo algo. El fin de semana pasado construimos una mediagua en familia, y somos tan estelares que salimos en La Cuarta y la mismísima Chofi citada en El Mercurio.

Lo cierto es que la experiencia fue impactante y a la vez recompensante, sin caer en lo auto-indulgente. Nos llevamos muy bien con la otra familia y nadie se quejó. Fue una situación ideal, creo. Lo que para algunos es lo básico para otros es un lujo, y eso sólo se ve cuando estás ahí, en un campamento compartiendo con la gente que tiene piso que se convierte en barro y que aguanta altas temperaturas en el verano. No es fácil. Hace poco leí a alguien por ahí que decía que a la gente le cuesta o simplemente no le gusta mirar la pobreza en vivo y en directo. Y es cierto, porque estar ahí aflora muchos sentimientos que uno no sabe manjera muy bien. No cuesta nada o muy poco donar unas lucas a un hospital de niños. Dejas la plata y la pasan a buscar. Pero ir a escarbar en la tierra dos días (que es poco) y compartir una mesa con gente que tiene nada choca. Por esto admiro mucho a mi hermano, porque va casi todos los fines de semana a construir casas para la gente necesitada, porque trabaja en algo que es mayor que él, y porque lo hace con una sonrisa en la cara.
















En una nota más liviana... El domingo después de construir partí a la playa con el club de Lulú, léase: Isa, Lili, Gaby, Pope y Cawín. Ah, y el perro. De domingo a miércoles compartí cama con un cachorro dálmata de dos meses . Les sorprenderá saber que no me molestó para nada. De hecho, fue uno de los viajes más agradables en la historia de los paseos femeninos. Ninguna pelea, ni siquiera un roce, y todas con muy buena disposición. Somos realmente adorables. Y lo pasamos tan bien que queremos partir de nuevo antes que comiencen las clases. La playa estuvo exquisita. No me salí del agua. Les dejo unas fotos para que tengan una idea de lo ricas que somos. Están más que bienvenidos a envidiarnos.







































Llegando a la capital nada había cambiado mucho. Tuve segunda cita con el heladero, visité a mi abuela junto a mis hermanos y el Bene (que anda de lo más famoso. Ojo con los spot del Duoc), luego tuve gran Navidad familiar con mis primos Vicuña (que estuvo buenísima) y comí y tomé coca light hasta que no pude más. Hoy vienen mis hermanos y sobrinos a almorzar. Espero no gritemos mucho.

Felices fiestas.

Canción de hoy:



Ah, y de yapa, una canción ideal para mujeres despechadas. Qué ganas de estar despechada para poder cantarla a todo pulmón y moviendo la cabeza de lado a lado para quedar bien chascona. Hombres, absténganse. Esto es sólo para chicas.

Laura Pausini: Un error de los grandes.

2 comentarios:

Tu querida Jlo dijo...

que gente mas famosa y generosa...
bien, felicitaciones, enserio.

que buen fin de semana!
ojala pudiera hacer lo mismo

nos vemos
buen log

Isidora Cousiño dijo...

"Que ganas de estar despechada"... ¿Cuánto tiempo esperaste para poder decir eso? Jajajaja

Es cierto, tus fotos son envidiables, especialmente tu fuckin facha Undurraga que no tiene un ápice de Vicuña, que egoísmo.

Nota: La Cuarta, GENIAL. Aunque nunca me he llevado bien con su lengua popular con mezcla de coa.