miércoles, 19 de julio de 2006

Vacas Todos!

ERR BREAK

Coloque Play.



Vacaciones de invierno al fin. Me faltan un par de notas pero hasta el momento vamos 7 a 1 en los ramos, y el que me eché no me atrasa, así que si Alá quiere me gradúo el próximo año y parto a la gran manzana.


Ah, no les he contado de eso. Resulta que con mi papi tenemos un proyecto que llamamos "Verano de 2008." Si son tontos y requieren mayor explicación aquí va: me voy a Nueva York el verano de 2008. Si necesitan más explicación que eso... realmente no sé cómo pueden siquiera leer esto. Mi intención es hacer un curso de guiones para cine en la New York Film Academy. Ya ando con la chaqueta puesta y créanlo o no estoy ahorrando. Mi plan secreto es quedarme por más tiempo en la ciudad que nunca duerme e intentar hacerme una vida entre los neoyorquinos que recogen la caca de sus perros y Starbucks en cada esquina. Lo más seguro es que terminaré como todos los aspirantes atendiendo mesas, lo que no me causa problema. "Todo por mi arte, loco."

Pero filo con eso. Este semestre ha sido el más especial de los 5. Por fin hicimos cine, nos fue bien, y el grupo de trabajo fue notable. Y para que vean que somos moneros, a una de las chicas la conocí gracias a mi blog. Hasta le puse sobrenombre nuevo y todo. Híper cachilupi. La Isa la lleva. Todo un descubrimiento. Es como encontrar esa canción perfecta que sabes que te gustará para toda la vida sin importar cuánta música nueva salga. Y es rico saber que puedes apreciar a gente así.

Hubo bodas varias, nuevos sobrenombres para mi papá, familiares enfermos, noticias grandes. Me cambio de casa, chiquillos, y me voy a depto al barrio más cuico que pudimos encontrar. No me quejo. Para nada, el barrio es precioso. Muy New York biotch in yo face mo'fo'. Y lo mejor es que tengo terraza y baño en la pieza y home theater en la pieza contigua. Haré POCOS maratones de películas... y Sex & The City.

Ha sido un buen día. Me reí mucho con la Feña y escuchamos música idiota en el auto. Nos reímos jugando solitario, algo que es increíblemente improbable porque el solitario es el juego más deprimente que hay. Pero salva mucho cuando estás en la micro y tu única entretención es el solitario que viene en tu iPod. Amo a mi iPod.

Ando media perdida, no sé sobre qué escribir. Hace mucho que no escribo de corrido. Todo lo veo como "INT. SALITA - DÍA" y breves pero concisas descripciones de cada acción y personaje. Es como los tipos de Matrix que leían todo en código. Yo leo en guión. Soy terrible de loca.

Mi propósito para estas vacaciones es ser lo más improductiva posible. Ahora si me disculpan, debo rascarme la guata.

FADE OUT.

lunes, 17 de julio de 2006

Otro más...

Un vistazo a este semestre con mis amiguillos del grupo de cine.

Canción del video: Guster - Careful

domingo, 9 de julio de 2006

Publicidad Engañosa

La Hora 25

Desde chica he sido de esas personas que la gente escucha. Llámenlo magnetismo, carisma, personalidad o estupidez, pero la gente ve algo en mí y piensa, "ella tiene algo." En el colegio y en el sicólogo siempre me hacían esos tests de personalidad y siempre salía que yo estaba pintada para líder. Y podía hacer reír a la gente. Me perfilaba como alguien cálido y acequible, mis amigas confiaban en mí y los adultos no tenían reparos en conversar conmigo de los más diversos temas. Encajaba en todas partes, me respetaban. Incluso hubo un tiempo en el Duoc en el cual la Lili y yo pasábamos y la gente nos miraba con cierta reverencia (más por temor a la Lili que a mí, espero.)

Ha pasado el tiempo, observo a mis amigos y veo que todo ha cambiado. Resulta que soy una farsa. No soy entretenida. Mis amigas me van a visitar a casa con pizza y Coca Light y yo soy un zombie que apenas emite sonido. Me incomoda estar con ellas, me exaspero, me irrito con facilidad. Hasta me he sorprendido mirándolas con cara fea. Con el paso del tiempo me he entregado por completo a mis sueños, lo que me quita las ganas y la energía de compartir con gente que me adora sin explicación.

Es extraño esto de la ambición. Llega a parecer enfermo. Soy capaz de quedarme hasta las 6:30 de la mañana trabajando en mis guiones, escribiendo sin parar, revisando cada una de las escenas hasta que me hagan llorar de la risa. Todo esto mientras intento convencerme de que tengo talento, de que puedo escribir, de que puedo llegar a la gente. ¿Qué pasa si no puedo, si no tengo talento, si no soy tan especial como mis padres predican, si termino como otra aspirante a, si nada por lo que he trabajado hace una diferencia?

Vivo atormentada. Ya no tengo esa chispa de antes. Me vendo como la super amiga ultra entretenida y cuando abren el envase se dan cuenta de que soy blanda. Es como ser una bolsita de té a la que no le queda sabor y lo único que le da al agua es un color débil sin ninguna gracia. Finalmente la taza termina olvidada en un rincón dejando un feo anillo en la madera como única evidencia de su existencia.

Y pasa el tiempo y sigo igual. A la hora de los quiubos inspiro decepción. Y, como gran cobarde, me quiero ir lejos y empezar de cero.