martes, 24 de octubre de 2006

Un País Para Sofía Reloaded




Sori por lo cliché del título.

Es cierto. Un País Para Sofía tiene casa nueva, así que venga no más a ver qué ofrece la matiné. La función de hoy no tiene nada fuera de lo común: las mismas imbecilidades de siempre. De paso saludo a mis primas Cousiño que me postean; la Ángela que me da esperanza en el amor y la Isidora, que ya es toda una trabajólica. Superará a Copano. Y ella trabaja mientras yo me invento nuevos sobrenombres. El nombre dujour - y que está de lo más bueno - es:



Hoy fue muy aburrido. Fui al insti en la mañana a dar una prueba, terminé temprano y después me fui porque el Duoc está en su semana de actividades, que son más bien 48 horas.. o 27. Toda una Teletón para que los estudiantes se encariñen con la institución. La cosa es que llegué a mi casa a hacer NADA. Hacer nada es todo un arte. Implica una postura específica a la hora de echarse a ver TV, cierto desgano al caminar y una curva en la espina dorsal al estar sentada. Mientras yo ando en nada la Gringa anda como quiltrilla haciendo una actividad de su "college" llamada 25-hour Film Festival. En 25 horas los chiquillos hacen cortos, obras de teatro, etc... El insti podría hacer algo relacionado en lugar del 'quién come más' y 'si se la sabe cante.'

Es tremendo esto de ser persona. Me topé con la Gringa en Google Talk - MSN para gente bacán como yo, la Isa, la Paula, la Sita Pope, la Gaby y mi mamá - justo cuando iba saliendo y me dijo que iba a echarme de menos durante las siguientes 25 horas. Cuando ya se había desconectado lo único que quería era que volviera. Eso de saber que alguien no va a estar, aunque sea por Google Talk, hace que lo extrañes y lo necesites más que nunca. Además vino a comer un gringo amigo del Bene que viene de la misma ciudad que la Gringa, así que me acordé aún más de ella. La lleva la Gringa. Estoy juntando firmas para que venga a Chile. Ganas no le faltan.

El Bene está de lo más estrella, tanto que amerita su propia post: Benedicto Superstar. Pero lo dejaremos para más adelante. La cosa es que el Bene me hace muy feliz. Estamos los dos con la Hilda en el depto. nuevo. No extraño tanto mi casa. La verdad es que casi ni pienso en ella. Es raro porque me dio mucha pena cambiarme de la casa en donde viví por 17 años, pero el depto. nuevo está tan macanudo y el barrio es tan lindo que me siento en Manhattan. Sí, así de arribista. O ilusa. Hmm... Me gusta mi vista, en especial cuando sale el Checo de la embajada a tomar sol en calzoncillos, o cuando el otro empleado de la embajada saca a las tortugas al jardín para que estiren - si es posible - sus patitas verdes y arrugadas. Oiga, si viviendo en depto. se encuentran las cosas más raras...

He notado que tengo un lector que me postea cosas muy lindas---pero de manera anónima. Si fuese posible que se identificase... Así dejaría de fantasear que es el niño que me gusta y que sólo por timidez no pone su nombre. Si es el niño que me gusta... manténgase anónimo no más. Aunque tal vez el que me gusta no sabe que me gusta... ¿Ven que es complicado ser persona? Corrección: ser mujer. Ando como personaje de Woody Allen en su era humor neurótico-Judío-Neoyorquino. Como dice el Bene: "¿Por qué todo es tan difícil?"

Me he cuestionado mucho últimamente. Hay cosas que no cuadran cuando no tendrían por qué no hacerlo. Hay tantas cosas que nunca aprendí, como cómo acercarme a un hombre y demostrarle interés. Si hasta ahora he podido hacerlo es porque se me nota en la cara, una cara bastante engañosa, si me permiten el comentario. Como dijo la Lili al ver una foto mía de chica: "Mira, sigue con la misma cara. Cara de 'ganas de hacer cosas.'" Que por cierto, es lo más honesto y real que he escuchado en mi vida. Esa es mi cara. Cara de 'ganas de hacer cosas' que quedan en nada. Tal vez los hombres ven eso y cachan que soy pura boca, como toda la gente que me conoce. Por eso me da terror tener una relación seria con alguien. Obviamente tarde o temprano nos vemos cómo somos realmente. La pregunta es: ¿me seguirán queriendo cuando estén todos los trapos al aire?

Timmyyyyyyyyyyyyy!

OH, JOY!!!

Amo a Timmy. Deberían elegirlo niñó símbolo de la Teletón.



Cartman no lo hace mal tampoco.



¿Qué dice el público?

lunes, 23 de octubre de 2006

El Derecho De Una Mujer A Cantar

glitter textglitter textglitter textglitter text
Somos bien raras las minas... Nos pintamos en el semáforo - aunque esté en verde -, nos tropezamos con la misma piedra una y otra vez, nos elegimos como presidente de la república, nos vestimos para sacarle celos a las otras mujeres y aún no dominamos el arte de poseer el control remoto a toda costa.

Y cantamos.

Ligarius me está influenciando mucho... Me dejó un comentario pidiéndome que no cantara más por Internet. Al parecer el usuario no parece comprender que cantar es menester para ser una mujer completa, ya sea en la ducha, en la calle, en un video idiota por internet, con las amigas, en el auto, en el karaoke de turno y/o todas las anteriores. Cantar es catársis y venganza contra todas esas promesas de estrellato no cumplidas. Una veía a la Myriam H. (pre-retoque) en la tele y pensaba, "Hey, yo también puedo hacer eso!" Para qué hablar de la Whitney Houston... Todas hemos interpretado "I will always love you" en versión guachaca y ultra desafinado. Pero no importa, porque es nuestro momento. Necesitamos sentirnos queridas, admiradas, ídolas, deseadas. Como una estrella pop. Por eso cantamos. Por eso y porque saca tensiones. Es así de simple: los hombres se rascan las bolas, las mujeres cantamos.
Lo cierto es que mi voz solía ser decente, pero tantos años de grito y tabaco me redujeron a una laucha menopáusica con problemas de garganta. Pero da lo mismo. El punto es que quiero cantar cuando quiera y como pueda. Me importa un soberano rábano si piensan que tengo mala voz o si sienten vergüenza ajena. No se molesten. Me da todo menos vergüenza. Y voy a seguir cantando, ya sea Madonna, Javiera Mena, Myriam Hernández, Nicole, Frou-Frou, Ana Gabriel, Ana Belén, Whitney Houston, Britney, Paloma, Cecilia, Sandro, Elvis, Los Prisioneros... Lo que se me pare la raja.

Ja.

Canción de hoy: Cristina y los Subterráneos - Voy En Un Coche

viernes, 20 de octubre de 2006

El Pueblo Ha Hablado -- Y Yo También.

¡¡SE ENOJÓ LIGARIUS!!

Ligarius es un lector "habitual." Va entre comillas porque no he escrito habitualmente. Al menos no como antes. La cosa es que me llamó "hueca," lo que me pareció gracioso pero a la vez fue un cable a tierra. Sip, estoy bien hueca en lo que se refiere al blog. Posteo cualquier cosa porque... porque quiero y porque puedo. No es como antes, nada lo es. Pero si quieren que comente temas importantes, acá van algunos. Y terribles de cliché.

LA PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS

No me parece bien que les entreguen la píldora a menores de 14 años sin consentimiento de los padres. ¿Por qué? Porque glorifican el sexo sin precauciones. La campaña del condón te incentivaba a protegerte, a ser cuidadoso. La píldora - en la mayoría de los casos - te da la idea de, "ah, puedo no cuidarme esta noche. Total, me dan la píldora igual." Va más allá del consentimiento o de lo que cada uno haga con su vida y a quién le abra las piernas. Se trata de dar otra opción que te protege de un embarazo no deseado --- pero no de enfermedades venéreas. Pareciera que el gobierno dice "adelante, tírate a tu mino. Nosotros nos encargamos de que no salgas preñada. Wuu-juuu!!" Mal, pues. La educación sexual en los colegios es mediocre y cómoda. El ministerio debería exigir que los temas se traten en clases, con enviados especiales del gobierno (miren cómo invento trabajos para la gente que está cesante) para que den charlas y DIGAN cómo protegerse. Ya todos sabemos que la "abstinencia" no es lo mismo que un condón.


COMO MONO PORFIADO

Estoy cursando mi crisis existencial V-3.7. Se vienen cambios grandes y mas chuchadas autodirigidas. Es penca esto de quererse poco después de haberse querido demasiado por un período prolongado. El dolor no le es extraño a nadie. Me carga el, "¿por qué a mí?" ¿Y por qué no?

Hoy fue de esos días en que amanecí con el estómago vacío, tan vacío que sentía el espacio sin tener que poner la mano sobre la superficie. Como cuando la guata te ruega que le eches aunque sea un empolvado o un as (los ases son lo máximo, por cierto.) Pero a pesar del hambre, no paré. Seguí caminando, sintiéndome media débil, esperando la micro a pleno sol, media fatigada y media viva. Me gustó saber que tenía la guata vacía. Y no comí nada, aún cuando lo debería haber hecho. Pasaron horas y horas y sólo después de una cerveza probé bocado. Y se sintió bien.

Fue lo mismo que me pasa con el dolor. Nos pegamos y golpeamos a nosotros mismos como si fuéramos monos porfiados. ¿Por qué?

Porque pucha que se siente bien cuando nos detenemos.

Pero aún no estoy ahí. Me falta. Sigo en la etapa de vivir a concho por fuera y desmoronarme por dentro. El mundo es maravilloso, tengo gente que me quiere y que yo también la quiero, pero por dentro... más desgarradora que canción de Damien Rice cantando con Sigur Rós. Y es algo por lo que tengo que pasar. Hasta que se me canse la mano.


AY, CORAZÓN...

No, no voy a hablar de la Myriam Hernández. Aunque debería hacerlo un día de estos. Myriam es un fetiche y es nuestra. Más que fetiche, es chora la mina. Y graciosa. Pero dije que no iba a hablar de ella. El corazón se refiere al mío.

El otro día con la Isa comentábamos mi blog. Me puse a leerlo, algo que no hacía hace mucho, y debo admitir que igual me manejaba en esto de los posts. Empecé unos 4 borradores para más posts pero todo salía mal or forzado o simplemente patético. Y entonces pensé algo que me da hasta vergüenza comentarlo. Pero estamos en confianza, así que tomen, aquí va mi dignidad... Algunos de mis mejores posts fueron cuando me gustaba el pastelazo. Mi pregunta es: ¿El amor me hace escribir bien? ¿Necesito musa? ¡Horror de horrores! No es algo feminista ni mucho menos de orgullo. Se trata de saber que puedes hacer algo por ti misma, con tus propias capacidades, sin necesidad de ser asistida por alguien más. Como esa gente que fuma marihuana para "inspirarse y tener buenas ideas." Qué triste.

El tema es que le he perdido la práctica a escribir así como al amor. Estoy oxidada. No sé cómo acercarme a un niño y mostrarle que estoy interesada sin que salga corriendo agitando los brazos y sudando de pánico. Salí media disléxica para estas cosas, parece. Y los consejos o palabras de aliento que me dan no ayudan mucho tampoco, aunque vienen con la mejor de las intenciones. La pregunta, "¿y cómo es que TÚ estás soltera?" me deprime. ¿Acaso la gente no sabe que esa pregunta no se hace, y mucho menos a una gilota que lo único que quiere es que llegue un mino que la aguante? Llegué al punto en que no quiero que me digan que soy interesante o graciosa o inteligente o linda o que mis gomas son épicas o que mi voz la lleva o que me resalten cualquier otro adjetivo, porque sólo me recuerdan que a pesar de eso sigo siendo la "indeseable." Y el chico que me gusta ahora... No sé. No cacho.

¡QUE ALGUIEN ME REGALE UN MANUAL DE HOMBRES!

Y no piensen lo obvio...

Otro tema que me da pavor es la posibilidad de que me sean infiel. He visto muchas parejas que se aman por sobre todas las cosas y que a simple vista parece como si nunca haya habido alguien más. Luego te enteras de todo. Infidelidades para los regalones. El hombre evolucionó con el tiempo, con el fuego, con las herramientas, cada vez dejando más lejos su lado animal y acercándose más a un ser humano. Con tanta infidelidad dando vueltas, ¿Estaremos retrocediendo?

Hay quienes creen que ser fiel es imposible. MENTIRA. Sí se puede. Déjate los pantalones puestos y la falda abajo. Pero sé que muy pocos pensarán así. Sé que quizás hiera a un posible pololo y para vengarse se meterá con otra, sólo porque me adora y porque debe herirme. Sería como "Closer" de nuevo, sólo que ahora yo estaría en el medio.

Qué tremendo es el licor...

Canción tierna y ad-hoc para una hueca amargada como yo: All Girl Summer Fun Band - "Cutie Pie"