domingo, 15 de abril de 2007

Fallen Idols

Últimamente he visto varios episodios de Sex & The City. Las carcajadas son casi las mismas, pero ahora por motivos diferentes. Me he dado cuenta que lo que antes me causaba mucha gracia o el personaje que idolatraba ya no me gusta tanto, o ha perdido la gracia. Antes creía que Samantha Jones era lo máximo, toda una ídola para las mujeres. Ahora la veo y como que me da pena. Hasta me agota. Todo el tiempo con la cabeza en la misma parte y con esa actitud desafiante tan re-gringa de "esta soy yo, si no te gusta vete al infierno." Me dio lata. Carrie nunca me ha gustado tanto. Demasiado neurótica, perseguida y egoísta. Charlotte se parece mucho a la mujer en la que me convertiré y Miranda es casi lo que soy ahora.

Lo que más me ha llamado la atención es mi cambio de actitud frente a Samantha. Claro, es independiente, regia, y todas esas cosas que las mujeres aspiramos a ser. Pero en pocos años ha pasado de ser una ídola a ser esa señora caliente que no le ha encontrado un sentido de peso a la vida. Una vividora que no piensa en el futuro. Lo que está muy bien por ella, pero no es para mí. Así de simple.

Desde que mi hermano se metió al noviciado Jesuita he reconsiderado muchas cosas, y no me refiero a mi vida espiritual, sino más bien a cómo vivo mi vida, cuáles son mis prioridades y qué es lo que realmente importa. Conversando con unos duoquianos del mismo tema un amigo comentó, "yo nunca podría ser cura porque no puedo renunciar al placer carnal." El placer no es algo menor en nuestras vidas. Muchos hemos dedicado mucho tiempo y esfuerzo a encontrarlo, lo que está muy bien. Pero creo que debería haber algo de más peso. Después de todo, el placer es efímero. Es difícil encontrar cosas importantes a esta edad ya que estamos prácticamente nuevecitos. Hemos sentido el dolor y sabemos lo que es la pena, pero aún estamos en un ambiente seguro. Vivimos con la familia o somos cercanos a ella, tenemos nuestro grupo de amigos y nos debemos a nosotros mismos. No hay jefes importantes ni situaciones de vida o muerte. Están los estudios y los fines de semana. Con una vida tan "fácil" o simple es difícil ver más allá. Pero igual quiero intentarlo; salirme un poco de mi órbita y ver a qué aspiro. Vivir con un sentido, y si no lo tenemos, entonces encontrarlo. Darle contenido a nuestras vidas. Claro, hay tiempos para risas y tonteras y momentos livianos. Pero eso no lo es todo. Hay más allá afuera. Sólo hay que salir a buscar.

Canción de hoy: Sparrow House - When I'm Gone

1 comentario:

Isidora Cousiño dijo...

debo y QUIERO decir todo lo que me reí con el video anterior. genial.