miércoles, 7 de enero de 2009

Un Momento de Debilidad

¿Conocen esa sensación de estar tan triste que te cuesta levantar los pies al caminar, y cada vez que exhalas el aire te sale pesado y rápido, como si vinieras llegando de una maratón, y comer te da asco, y todo lo que piensas te lleva automáticamente a lo que te está causando pena?

Hoy ha sido un día de mierda. No me da ni para llorar.

6 comentarios:

Hearse dijo...

me agrada, tu creatividad.
y si... me ha pasado eso...

los últimos 2 años de mi vida, han sido tan así... que me cuesta llorar, pues todas mis lágrimas, se agotaron...

Rul dijo...

Me ha pasasdo, trato de siempre sacudirme la nostalgia...pero hay dias que irremediablemente se convierten en un tsunami de melancolia.

Comprenndo como te sientes, tuve una novia por 2 periodos de tiempo...las 2 veces ella fue la que partio (con dolor)...la ultima fue hace año y medio....

todavia tengo dias asi....y cada que hablamos siento un dolor innenarrable...

En fin...animo, tu amiga esta haciendo su vida...y lo bueno de las grandes amistades, es que si uno las sigue cultivando, siempre estaran ahi...ojala mañana sea mejor...

el Tackypallooza debe de haber ayudado...=D

Nat dijo...

Niña...Chocolate ayuda a pasar las penas.
No sabes cuanto te entiendo, muchas veces he pasado por periodos así, es muy difícil, hasta crees que nadie entiende tu dolor, tu melancolía...

Generalmente ocurre porque extrañas a alguien que significa mucho, ya sea un amor o una amistad...Solo queda aferrarse a algún momento con esa persona que haya sido feliz o pensar que algo mejor puede suceder...

Cuesta un monton salir de ese estado, pero se puede...Tu que escribes, es un buen método para desahogarse...La soledad también ayuda, mirar por el balcon, pensar sobre la pena que tienes, darle vueltas un rato para poder entender el porque...

Y no olvides el chocolate...pero no hay que abusar para no ser una bolita después...

Un abrazo...

Ramon Munoz dijo...

Recordando la frase del Rabelais en La decadencia de la risa: “el infeliz está condenado al bostezar infinito”. Es el exceso de civilización lo que nos hace cretinos, asevera.
El recurso a la risa, el cinismo en forma de carcajada es sin duda la única medicina benigna, el placebo social casi perfecto para evitar que la
cosa degenere en paranoia, en psicopatía.

Cai en tu blog por una tia, Cecilia Munoz, y me parecio genial. Sobre todo por el grado de honestidad y aparente libertad con que tratai temas de diferente espesor. En cuanto a musica y peliculas me gustan las mismas y algunas cuantas mas, al igual que con los libros. Por ejemplo Bolano trata muy bien el tema de la melancolia y la busqueda de ese territorio o paraiso perdido que se nos va como agua en las manos.
En cuanto a la pena, aparte de la meditacion, no se me ocurre nada mejor que la risa, y para indagar incluso hay un tratado de la risa de Bergson que es genial.
No te aburro mas, quizas te sirva ese dato pa amenizar la entrada del otono y la perdida de los dias calurosos. Estaria buena una conversa mas profunda del tema. Cualquier cosa me pillai en picho2112@hotmail.com
Suerte y ojala sigai subiendo cosas interesantes. Atte. Ramon Munoz.

Iván Nethanyau-Seláh dijo...

tan triste como cuando alguién se va para no volver...

www.resonanciasdeloinhaprensible.blogspot.com

Iván Nethanyau-Seláh dijo...

tan triste como cuando alguién se va para no volver...

www.resonanciasdeloinhaprensible.blogspot.com