martes, 27 de octubre de 2009

Recordando a Sofía



Los último cuatro años he asistido a un promedio de dos funerales por año. Algunos han sido de familiares muy cercanos y otros de familiares de seres queridos. Mi primer funeral fue el de mi bisabuela cuando yo tenía 11 años. Luego vinieron mis abuelos, luego mis abuelas, dos tías, un tío, tíos y tías abuelos/as, familiares de amigas muy cercanas. No le temo a la muerte; es algo que tengo asumido. Cuando me preguntan si me gustaría saber la fecha en que voy a morir respondo que no me hace mayor diferencia. Al fin y al cabo ya conozco mi fecha de nacimiento. No me generaría un sentido de urgencia ni angustia. Muy por el contrario, sería muy bueno estar preparada y dejar todo listo para el gran día.

Al igual que muchas personas, siempre me he preguntado cómo va a ser mi funeral. Quiénes van a ir, quiénes van a llorar, quiénes van a decir unas palabras... Hasta ya pensé el soundtrack. Está compuesto de canciones religiosas y otras de radio. El coro estará compuesto de guitarra, violín, chelo y una flauta traversa. Voces masculinas y femeninas. El repertorio sería:

Para entrar... Living Life, la versión de Kathy McCarty


Para el resto de la misa
Ven Amada Mía
Aquí estoy, Señor (tu me llamas)
Milagro de Amor
Moon River, la versión de Andy Williams



Y para sacar el cajón.... Daydream Believer, de los Monkees.


Porque hay que salir con alegría.

Ahora, la ceremonia misma me complica. Hace mucho que no voy a misa y no me considero Católica. Pero conociendo a mi familia me van a hacer una misa de todas maneras. En ese caso quisiera que mis amigos, hermanos o primos lean algo para todos. A mi viejo le carga que la gente lea en misas de funeral porque "eso se hace en el cementerio", pero este es MI funeral y no tengo ningún problema con que lean. Más que una misa de funeral me gustaría tener una celebración de vida; que todas las personas que conocí en vida se reunan y recuerden anécdotas e historias, y que vean los videos idiotas que hice con mis amigas y hagan hartos montajes alegres pero que inevitablemente te dejan con un nudo en la garganta. Bien cebolla y bien gringo.

Deseos a considerar:
- Que mis hermanos le echen agua bendita a mi cajón
- Mis amigas tienen que llevar las flores al terminar la misa
- Que me entierren con cualquiera de mis zapatillas Converse puestas y una claqueta que diga "Escena Final"
- Si la cosa es con misa, que el cura no diga "Sofía se alejó de Dios, pero tengamos la Fe - que ella no tuvo - en que Nuestro Padre la recibirá en su reino." Ni siquiera quiero tener servicio religioso, pero como me van a hacer uno de todas maneras, tratemos de quitarle un poco de importancia a mi vida de pecadora infernal que no pertence a la congregación Católica, ¿ok?
- Que mi guitarra esté en el lugar de la ceremonia
- Que todos los asistentes usen zapatillas
- Que mis familiares estén sentados a un lado de la iglesia y mis amigos al otro porque no quiero que mi familia acaparadora se quede con todos los asientos de adelante y mis amigos tengan que quedarse de pie.
- Que alguien incluya la frase "al partir, te llevo conmigo" en su discurso... y mencione de dónde saqué esa frase.
- Que alguien le avise a mi amiga Gringa

Y lo más importante de todo: si me van a llorar, recuerden si alguna vez los hice reír.

Shiaaaaaaaaaaaaa!

2 comentarios:

Javier dijo...

Pum para arriba la onda. Vamos con todooooo

AcidminD dijo...

haz visto "big fish" de tim burton? no se porque pero al leer tu entrada me pareció estar viendo esa película.