miércoles, 23 de noviembre de 2011

El Problema de Britney.

Ayer, al igual que miles de personas, asistí al concierto de Britney Spears en el estadio nacional. Mientras todos se fijaban más en su cuerpo y en los temas que faltaron, en varias ocasiones me sorprendí a mí misma parada en cancha, mirando el monitor gigante con la imagen en vivo de la princesa del pop... y sintiendo pena por ella.

Britney ya no es la performer que fue a comienzos de los '00. No baila con el mismo entusiasmo, no dobla con exactitud (todos sabemos que Britney no canta en vivo), y los únicos momentos genuinos del show fueron cuando hacía una pausa y los fans gritaban con éxtasis. Y se le escapaba una carcajada, como si se acordara que por ésto (y por los millones) renunció a su vida privada. Fuera de esos momentos de espontaneidad, Britney era un robot. Ahora toca mover los brazos así, ahora toca doblar esto, ahora me muevo para allá. En su cara se veía que llevaba una lista mental de las cosas que tenía que hacer. Se veía concentrada, como si en cualquier momento se le fuese a escapar el control.

Sí, el setlist dejó mucho que desear (¿cómo no cantó Oops! I did It Again?), lo que hay que considerar es qué tipo de artista es Britney; qué va a hacer en las próximas décadas.

1- Britney no es cantante.
Britney nunca se ha destacado por sus cuerdas vocales. Tiene una voz de niña que puede asumir matices sensuales en segundos, pero no es cantante. Christina Aguilera es cantante. Viene de la misma escuela de Britney, pero tiene un vozarrón impresionante (siempre he sentido que Christina necesita trabajar con otros productores y no tratar de ser pop, sino enfocarse en el estilo que explotó con su personaje Baby Jane). Ella puede cantar en vivo por hora y media y dejarnos impresionados a todos con su histrionismo vocal. Eso no ha pasado ni nunca pasará con Britney y todos los sabemos. Eso no es lo que nos quiere vender.

2- La Letra.
Sí, Britney ha escrito algunas canciones, pero ninguna que nos revele alguna capa de profundidad o nos de un vistazo a su intimidad. Las canciones que escriben para ella tampoco tienen un ápice de profundidad que trascienda lo pop, lo que hace que su catálogo de canciones esté limitado a éxitos de ese género (y ahora último dance, lo que me parece una buena jugada de su parte), pero ninguna balada. Don't Let Me Be The Last To Know es un placer culpable, pero nada más. Desde su producción musical y letras e interpretación, nadie la recordará como un himno como sí lo fue Beautiful. I'm Not A Girl, Not Yet A Woman pudo haberse acercado más, pero no la incluye en su repertorio en vivo, quizás porque le parece anacrónico cantar sobre ese tiempo entre adolescencia y adultez cuando está a punto de cumplir 30 años. El no tener una balada hit no le permite sentarse al lado del piano a hacer una sentida interpretación y dejarnos a todos con nudo en la guata. Y ahí está el otro problema: sus canciones no te hacen pensar. Te dicen lo que siente. Todos los cantantes hacen una canción sobre la fama; Britney hizo Lucky. Lucky, CSM. LUCKY.

3- Baile/Se Nos Vino el Viejazo
Britney no es vieja. De ninguna manera. Pero ya no tiene 21. Creo que 27 es una edad aceptable para que un cantante baile todos sus temas. La coreografía entretiene, pero no puede ser el 50% de tu show cuando el otro 50% es playback, menos cuando no le pones empeño a ninguna de estas partes. Madonna baila en sus shows, pero no es todo lo que hace. Se mueve, manosea a los bailarines (porque eso es lo que hace Madonna), da unos pasos, pero no sigue la misma coreografía del cuerpo de baile. Tiene sus propios movimientos, y cuando los ejecuta, lo deja todo. Hace la pega. Britney se veía tan desganada y mecánica moviéndose (a medias) que uno se pregunta para qué se molesta. Y es porque así comenzó su carrera, así siguió, así nos la vendieron, y nunca tuvo la transición a "Mi Disco Serio/Emocional"... porque tampoco se lo pedimos, y tampoco creo que nos guste, porque Britney no es de esa onda. En una entrevista le preguntaron cuál era su mayor desafío y dijo "hacer ejercicio." Esa es toda la profundidad que nos deja ver, y jamás sabremos si hay más ahí. Como no puede tener un disco personal, tiene que seguir haciendo pop y dance, y ella cree que la única manera de ser estrella pop y dance es si baila durante todo el show. No es así. Mira a Cher. Mira a Madonna. Deja que los bailarines hagan la pega, tú pasea por el escenario, juega, etc... No tienes que bailar si no quieres, pero si lo vas a hacer, por la chucha: PONLE EMPEÑO.

4- Público objetivo.
Britney primero encantó a adolescentes, hombres y mujeres. Luego le vino el nervous breakdown y ya no se veía guapa y (la mayoría de) los hombres la cambiaron por nuevas cantantes con más pelo y menos kilos. Las mujeres nos quedamos porque pucha, es Britney. Crecimos con ella, hay cariño, y nos encanta burlarnos de E-Mail My Heart al mismo tiempo que la cantamos con ojos cerrados y puños dramáticos. Britney lo estaba pasando mal, le querían quitar a sus hijos, terminó en el hospital agobiada por paparazzi y necesitaba que la apoyáramos. Sin embargo la vimos en el escenario anoche y lo que más se escuchaba era "está gorda." Britney no está gorda, pero sí está pasada de peso en comparación a como se veía en Slave 4 U. Y ya no tiene para qué tener ese cuerpo perfecto. Ya es una estrella, ya no tiene 21 años y ya tiene dos hijos. No es esclava de dietas, lo pasa mejor (eso espero), está más en control. Anoche la vi más rellenita, pero no gorda. Tenía todo bien afirmado y lo que más le critiqué con respecto al físico fue el pelo y el vestuario (excepto el kimono que usó para Toxic). Entonces, ahora que los hombres no la encuentran rica y las mujeres le estamos prestando más atención a cantantes con catálogo más rico (como Adele y Lady GaGa), ¿quién vendrá por Britney? Simple: la comunidad gay. Fueron los que más cantaron, los que mejor lo pasaron, los que menos criticaron a la princesa caída en desgracia.

5- Factor X
Britney es similar a Madonna en términos de ser una megaestrella con poco talento. Las dos se vendieron bien: Madonna usó el sexo, Britney la imagen All-American Girl (y luego su etapa 'I'm not that innocent'), las dos bailan, las dos tienen una gran lista de hits que fueron hechos especialmente para discoteques, las dos viajan con giras espectaculares. Pero Madonna tiene algo que Britney no demuestra: ambición.

Y vuelvo a mi punto del comienzo: Britney se veía aburrida, desmotivada. En su cara se leía "I'm over this shit", pero sigue arriba del escenario, haciendo una performance a medias... porque como que ya no le interesa. Puede quedar Britney para rato, siempre y cuando se reinvente como ya lo hizo Cher, como lo hizo Madonna, como lo hace con tanto empeño Lady GaGa. Pero que le ponga empeño. Póngale Wendy, Britney. La estaremos esperando. Y si ya te aburriste, entonces viva su vida, mija. Hay 10.000 chicas que quieren ser la próxima Britney, y de ti depende darles la pasada, o bloquearles el paso y decirles: It's Britney, bitch.

3 comentarios:

Isabel dijo...

ahy Chofilove, anoche fue una noche triste. Porque yo era la clase de persona que de verdad creyó en algún momento que esa mujer tenía talento. Debo confesar que siempre me envoliné la perdiz por el baile. Encontraba que lo hacía la raja, tenía esa cuota de inocente corrupta que me encantaba, pero verla ayer, con esa cara incómoda y chata, me dio rabia, has otra cosa mujer! porfavor. De verdad terminé con la sensación de robo a mano armada. Nadie me obligó a verla, pero lo MINIMO es que te guste lo que haces. Como Beyoncé y su cara de felicidad cada vez que está en el escenario. No hablo de super mega coreografías, pero si un mínimo de respeto: si tiene tanta plata por qué carajos en tantos años de carrera no es capaz de contratar a alguien q le enseñe a cantar en vivo, cómo, digo yo.

En fin, espero olvidar pronto lo de anoche.

Jaja.

Alen dijo...

Hola.. a pesar de ser un ultra fans de britney, me gusto mucho tu nota..
Y sabes por que?..porque la primera vez que la vi en vivo fue en el 2008 para la gira de Circus..y me senti exactamente igual que tu...
Senti que era un robot..obligada a estar haciendo algo k no la hacia sentir comoda y reconozco que me senti triste ..pero por ella..no por mi ...
ahora con esta gira..y con lo estable que se ha vuelto su vida...se ve cada dia mas feliz y contenta y a diferencia de la gira anterior..a diferencia de ti..no note eso de antes..no la vi incomoda..obligada ni robotizada...al contrario...la encontre mas feliz y disfrutando el show.. creo que todo debe ser por las expectativas que nos generamos de ella..esperamos ver una Britney año 2000 de la cual marco una generación y demostró todo su potencia y de lo que era capaz..
ahora nosotros amamos su musica..si ella es feliz dando esos show nosotros tambien lo somos... sabemos a lo que vamos..y no esperamos un show al estilo gaga ya que britney ya hizo eso..ya apso esa etapa..efectivamente no tiene nada que demostrarte a nadie...
yo creo que a nadie se le obliga ser fans.. cada uno decide si ella logra llenar sus corazones y motivarlos..o simplemente cambio de artista...
saludos y exito en tu blog =)

Francisco dijo...

Me gustó tu análisis. Eso sí, a diferencias tuya, creo que a Britney le sobra el talento y le falta, como sí dices, ambición. A eso también le sumaría que le falta interés.

En todo caso, ayer me las pasé de maravilla (y sí, soy gay).

I LOVE BRITNEY!! :)